El sábado 26 de julio, con buena probabilidad, el Santo Padre se desplazará por la mañana a la ciudad italiana de Caserta para visitar de forma privada al pastor evangélico Giovanni Traettino -un amigo suyo desde los tiempos de Buenos Aires- en su iglesia de la Reconciliación.

El director de la Oficina de prensa, padre federico Lombardi, precisó a los periodistas que la idea surgió el mes pasado durante un encuentro del Papa Francisco con un grupo de pastores evangélicos.

console.log("Prueba")