El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, confirmó que el próximo lunes se reunirá con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, para abordar la crisis fronteriza entre ambos países. “Saludo el logro que se ha obtenido para reunión entre el presidente Juan Manuel Santos y este obrero que está aquí”, dijo durante un acto televisivo. “No será una reunión fácil, será una reunión compleja porque los problemas son complejos”, advirtió el mandatario venezolano.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ya había adelantado que la reunión entre Maduro y Santos sería en Quito. Correa expresó su satisfacción por la confirmación del encuentro, en el que estarán presentes él y el gobernante uruguayo Tabaré Vázquez, en representación de las presidencias de turno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), respectivamente.

La crisis comenzó el pasado 19 de agosto con el cierre del principal paso fronterizo, entre la ciudad colombiana de Cúcuta y el estado venezolano de Táchira, y ha provocado que unos 1.500 colombianos, entre ellos alrededor de 300 menores, hayan sido deportados por Venezuela. Otras 18 mil personas han huido del país a través de vías no habilitadas por miedo a ser expulsadas y tener que verse obligadas a dejar sus pertenencias.

Según el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), las deportaciones han provocado la separación de 154 familias, superando de manera muy amplia las cifras registradas años atrás.  

console.log("Prueba")