(zenit – 26 feb. 2020).- A un mes de la celebración del evento mundial “Economía de Francisco” en Asís (Italia), los españoles Olga Pardo, Arturo Fernández de Mazarambroz y Manuel Rivas se preparan para participar en representación de “Acción Social Empresarial” (ASE), una asociación erigida por la Conferencia Episcopal llamada al “apostolado y testimonio” en el panorama empresarial español. La participación de los tres jóvenes en el encuentro convocado por el Papa Francisco aportará “compromiso, experiencia y colaboración”, indica Olga Pardo Escudero, gerente de ASE, en una entrevista concedida a zenit. Arturo Fernández de Mazarambroz es uno de los más de 2.000 jóvenes menores de 35 años seleccionados para participar en el evento de Asís. El emprendedor madrileño, socio en Gestoría Administrativa Santa Cruz, opina que “Si los jóvenes no se plantean, e incluso lideran, la transformación de la economía mundial, no cambiará nada a corto y medio plazo”, y añade que “esta transformación será más rápida y tendrá una parte del camino hecha si los grandes líderes empresariales se suman al reto”. Emprender con valores El próximo 28 de febrero tendrá lugar en Madrid un evento previo al de Asís, sobre el tema “Emprender con valores”, promovido por la Asociación, un “diálogo que compagine juventud y experiencia”, con testimonios de prestigiosos directivos de empresa que hablarán de la rentabilidad de los valores y de la capacitación para el emprendimiento desde las personas, así como los de jóvenes emprendedores de Kokonat Bowls y dos miembros de la Asociación que asistirán a Asís: Arturo y Manuel. A continuación, ofrecemos la entrevista exclusiva de zenit a los tres participantes en el evento “Economía de Francisco”, en representación de “Acción Social Empresarial”. *** zenit: ¿Qué es Acción Social Empresarial (ASE)? Olga: Es una asociación privada de empresarios y directivos cristiana, sin ánimo de lucro, erigida por la Conferencia Episcopal Española (CEE) e inscrita en el Registro de Entidades Religiosas. Además, ASE forma parte de la Unión Cristiana Internacional de Ejecutivos de Negocios (UNIAPAC) con presencia en más de  38 países de Europa, América Latina, África y Asia. Entre los objetivos de la asociación están la difusión y promoción de la aplicación práctica de las Enseñanzas sociales de la Iglesia Católica, tanto en la empresa como en el ámbito de la vida económica y social, y dar testimonio, personal y colectivo, de la fe cristiana de sus miembros en el ámbito empresarial Fundada en 1951, ASE ha pasado por diferentes etapas, una primera más “activista” en cuanto que buscaba llevar la voz de los empresarios con hondura social y también de los trabajadores a las instancias políticas. Aquellos primeros tiempos fueron clave para la implantación, por ejemplo, del salario mínimo interprofesional, entre otras medidas sociales. A esa etapa le siguió otra más “académica”, focalizada en estudios sobre la doctrina social de la Iglesia. Desde 2013, bajo la presidencia de D. Luis H. de Larramendi, la actividad de ASE se centra en el  “apostolado y testimonio”, nuestra finalidad es la de hacer que la perspectiva cristiana esté presente en el día a día de la gestión de las empresas y evitar una vida dividida, realizando para ello diferentes actividades y encuentros en todo el territorio nacional. zenit: Francisco convoca este encuentro para trabajar en pro de una economía con alma, al servicio de la persona humana, una economía inclusiva, que promueva la dignidad de las personas. ¿Qué puede aportar Acción Social Empresarial en este sentido? Olga: Compromiso, experiencia y colaboración. Compromiso con un estilo de liderazgo empresarial que, respetando la legítima libertad de empresa e iniciativa económica, esté basado en los principios de la Doctrina Social de la Iglesia (bien común, subsidiariedad, solidaridad, etc…) y en el que se coloque a la persona en el centro;  experiencia, ASE lleva trabajando en esa labor casi setenta años, algo sabemos de los desafíos y dificultades que dicha noble vocación impone; y colaboración, creemos que el gran reto actual del laicado es aunar esfuerzos en pos de una nueva evangelización desde el servicio y el testimonio cristiano en la vida pública, y estamos esforzándonos para ello. zenit: El próximo 28 de febrero celebraréis en Madrid el evento “Emprender con valores”. ¿Qué testimonios se podrán escuchar? Olga: Nuestro planteamiento ha sido establecer un diálogo que compagine juventud y experiencia. Para ello contaremos con el testimonio de prestigiosos directivos de empresa que nos hablarán de la rentabilidad de los valores y de la capacitación para el emprendimiento desde las personas, pero también con el de los jóvenes emprendedores de Kokonat Bowls, que nos explicarán cómo se orienta su empresa al  bien común, y finalmente con el de los integrantes del Grupo Joven de ASE que asistirán a Asís, quienes nos expondrán sus expectativas y argumentos de cara al encuentro de la “Economía de Francisco”. Asimismo, contaremos con la participación del Presidente de ASE, D. Luis H. de Larramendi, y del padre José Gabriel Vera, director de Comunicación de la Conferencia Episcopal Española --que clausurará el evento--, quienes nos transmitirán su visión de la propuesta social católica en el actual marco económico y de los negocios. zenit: ¿Cuáles serán las líneas de trabajo por parte de vuestra asociación de cara al encuentro de Asís? Olga: Fundamentalmente nuestro objetivo es promover y visualizar la iniciativa del Papa Francisco en el entorno empresarial. Para ello hemos organizado el evento “Emprender con Valores”, que está teniendo una acogida fabulosa y agradecemos desde aquí a los medios de comunicación su difusión, y, en colaboración con otras organizaciones, tenemos previsto preparar una jornada post- Asís, en la que recapitularemos las propuestas que salgan del encuentro,  y fijaremos las líneas de acción futuras para dar continuidad y desarrollo a la “Economía de Francisco” en nuestro foco de actuación. zenit: “Economía de Francisco” es un evento de estudio, de encuentro y de investigación. ¿Cómo va a ser vuestra participación en el encuentro? ¿A qué actividades asistiréis? Arturo y Manuel: El evento se divide en diferentes foros de discusión llamados “villas”, un total de 12 de ellas. El planteamiento general es asistir a diferentes conferencias de personalidades y luego distribuirnos entre estas doce villas donde, empleando diferentes metodologías de trabajo, vayamos explorando problemáticas del modelo económico actual y así podamos plantear soluciones conforme a la doctrina de la Economía Social de la Iglesia. De este modo las actividades a las que asistiremos son, fundamentalmente, dichas conferencias y los talleres de trabajo. En cualquier caso, también tendremos la oportunidad de participar en actividades culturales como tours por Asís o una exposición de arte. Lo que, en nuestra opinión, es una gran oportunidad es el cierre que se realizará con el Papa Francisco. zenit: El Papa ha convocado a jóvenes menores de 35 años para las jornadas en Asís. ¿Pensáis que son los jóvenes los que tienen que liderar esta transformación en la economía mundial? ¿Qué hay de los grandes líderes empresariales? Manuel: Del mismo modo que se ha convocado a los jóvenes, en el evento contaremos con ponencias de diferentes expertos económicos y líderes empresariales. En mi opinión, la combinación es perfecta. No es tanto una cuestión de quien ha de liderar. Con un poco de suerte serán las buenas ideas las que lo hagan, y estas surgirán de la colaboración entre la energía y curiosidad de los jóvenes junto con la visión y experiencia de los “no tan jóvenes”. Arturo: Si los jóvenes no se plantean, e incluso lideran, la transformación de la economía mundial, no cambiará nada a corto y medio plazo; pero esta transformación será más rápida y tendrá una parte del camino hecha, si los grandes líderes empresariales se suman al reto. zenit: Arturo, eres emprendedor y gestor administrativo en Madrid, España. ¿Qué dificultades encuentras en tu actividad profesional para vivir ese enfoque ético que favorezca a las personas del que habla el Papa Francisco? Arturo: La dificultad más importante es el profundísimo egoísmo e hipocresía que existe por parte de todos los individuos u organizaciones involucradas en la actividad económica del emprendedor, sobre todo de los bancos, administraciones públicas e inversionistas que únicamente les importa su utilidad e intereses económicos pese a todo; en la mayoría de las veces, obviando que están tratando con una persona, individual o microempresa, que está sometida a una enorme presión fiscal, jurídica, psicológica, y hasta social, en su intento, a veces desesperado, por mantener con vida su pequeño negocio. Ante esta situación selvática y políticamente hostil, en muchas ocasiones, uno pierde toda la fe en la humanidad, y se plantea si la licitud de sus actos tiene sentido o, por contrario, debe doblegarse y hacer dinero fácil arrollando todo a su paso, como me consta hacen muchos: unos por convicción, otros por mera supervivencia. Es decir, a los autónomos y pequeñas empresas en España se nos desprecia cual accionistas ricos e indiferentes a la realidad social, se nos exacciona vilmente a impuestos y cargas sociales, nadie se fía, menos aún los bancos; y entonces, en este punto, uno se pregunta si merece la pena tener un enfoque ético en los negocios. En mi caso, es una cuestión que me ronda la cabeza todos los días y un motivo más por el que asisto a la Economía de Francisco, con un enfoque crítico, porque siempre lo pintan todo de color rosa, sobre todo los teorizadores, que nunca han tomado el timón de su propia empresa. En conclusión: diría que existen tres dificultades. La primera, el profundísimo egoísmo e hipocresía de los grupos de interés, lo que da lugar a una situación selvática y políticamente hostil. La segunda, encontrarse en constante contradicción moral con uno mismo, inducido por la primera dificultad. Como tercera y última dificultad, resultado de lo anterior, el compromiso de la acción hacia lo bueno y ético. zenit: Manuel, estás en el “Programa en Tecnologías de Big Data por el Deusto Business School”, eres presidente del “IEU Debate Club”, socio fundador de “Trivu”, consultor de estrategia senior de “Opinno”, y actualmente consultor de estrategia digital en IBM, entre otros cargos. Con tanta actividad, ¿también te queda tiempo para involucrarte en este movimiento de “Emprender con valores” y de la “Economía de Francisco”? ¿De qué manera concreta lo haces? Manuel: Bueno, muchas de estas cosas han ocurrido ya, desde luego ya no estudio en Deusto ni sigo en el club del IE. Mis principales funciones hoy por hoy son, desde luego, mi trabajo y mi futuro matrimonio. IBM, del mismo modo que muchas cosas anteriores, consume mucho tiempo, pero también me ha permitido desarrollar una serie de capacidades de optimización en mi vida. Creo que iniciativas como esta del Papa nos llama a los católicos a posicionarnos, a responder y decir que estamos dispuestos y que claro que tenemos un poco de aquello que valoramos, nuestro tiempo, para dárselo a lo que pertenecemos: La Iglesia, cada uno conforme a su propio discernimiento. A partir de ahí… mi aportación concreta creo que rota alrededor de mi colaboración con ASE y aportar mis pocas cualidades profesionales en la gestión del evento “Emprender con Valores”. En Asís espero poder compartir algunas de las dificultades que, como emprendedor y profesional, he enfrentado y tratado de resolver desde mi fe, así como la visión general de dinámicas de mercado que, como consultor de estrategia, he podido desarrollar.

console.log("Prueba")