Primero fue la Iglesia de San Efrén, ahora es la Iglesia caldea de Mosul dedicada a San José la fue convertida en mezquita por orden de los dirigentes del Califato Islámico (ISIS por sus siglas en inglés).

Según el sitio ankawa.com y la agencia Fides, la cúpula fue pintada de negro y la iglesia fue despojada de todas las cruces, símbolos e imágenes cristianas. La mezquita ahora ha sido dedicada al yihadista Abu Abdulrahman al-Bilawi, asesinado por la policía iraquí.

La iglesia de San José es un templo histórico de Mosul, pero en los últimos años debido a la disminución de sacerdotes y fieles después de la intervención militar liderada por Estados Unidos, la misa era celebrada solo una vez al mes. Había también peregrinaciones en las fiestas vinculadas a la figura del padre putativo de Jesús, en especial el 1 de mayo, fiesta de San José obrero.

Tras la conquista de Mosul por las milicias del ISIS, los cristianos de la ciudad se vieron obligados a huir. Muchos de ellos viven como refugiados en Ankawa, suburbio de Erbil. El arzobispo caldeo de la metrópoli iraquí, Amel Shamon Nona, fue trasladado a la eparquía caldea de Australia. El nombramiento de su sucesor en Mosul depende de la campaña militar para liberar a la ciudad, ya anunciada muchas veces, pero hasta ahora no realizada.

"Decían que las operaciones militares a gran escala comenzarían después del final del Ramadán. En estos días, parece que comenzó una ofensiva para recuperar terreno en la provincia de al-Anbar y liberar Ramadi. Vamos a ver si más tarde es el turno de Mosul", dijo a la Agencia Fides el sacerdote caldeo Paul Mekko que es de Mosul y actualmente está refugiado en Ankawa.

Mientras tanto, el Patriarcado caldeo, según los sacerdotes de Mosul, decidió vender algunos vehículos de la arquidiócesis y utilizar los ingresos de la venta por un monto de 60.000 dólares, para reconstruir la vida de la parroquia en Mosul cuando la ciudad sea finalmente liberada.

console.log("Prueba")