El cardenal Parolin durante su intervención en el Hospital Bambino Gesu © Vatican Media

console.log("Prueba")