El nombramiento del cardenal Van Thuan abre esperanzas en Vietnam

Print Friendly, PDF & Email

El gobierno, que le había expulsado, aceparía su visita

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

HANOI, 1 mar 2001 (ZENIT.orgFIDES).- El nuevo cardenal François Xavier Nguyen Van Thuan «podrá volver a su país natal y será tratado como un vietnamita en el extranjero», ha explicado el ministro de Asuntos Exteriores de Vietnam en declaraciones al diario «South China Morning Post».

El ministro explica que el cardenal, que fue declarado persona «non grata» en 1991 y prácticamente expulsado del país, será sometido a partir de ahora «sólo a las medidas de rutina aplicadas por el Departamento de inmigración y será tratado como uno de los muchos vietnamitas residentes en el extranjero».

Tras pasar 13 años en la cárcel, el cardenal Van Thuan fue expulsado de Vietnam por la policía, quien le subió a un avión con un billete de ida (sin regreso). Oficialmente se le dejó salir del país para visitar a sus familiares de Australia, pero, en la práctica, le prohibieron regresar.

Van Thuan, obispo coadjutor de Saigón, era mal visto por el gobierno a causa de su enorme popularidad. Durante los años sesenta había ayudado a los prófugos huidos llegados al sur del país. Cuando fue liberado de la cárcel y expulsado del país, Juan Pablo II le nombró secretario de Consejo Pontificio Justicia y Paz y, más tarde, presidente.

«La declaración del ministro de Asuntos Exteriores parece abrir un resquicio a la distensión no sólo por lo que se refiere al caso Van Thuan y en las nada fáciles relaciones entre Hanoi y el Vaticano –escribe hoy la agencia de la Santa Sede «Fides»–. Desde hace unos diez años una delegación vaticana visita el país buscando establecer relaciones diplomáticas y tratar con el gobierno la elección de nuevos obispos. El gobierno, sin embargo, sigue queriendo reservarse el derecho de elección de los candidatos propuestos por el Vaticano».

Observadores católicos de Hanoi han declarado a «Fides» que es probable que el gobierno replantee su actitud ante la Iglesia, incluso en el delicado tema del nombramiento de los obispos: Hasta ahora, el gobierno vietnamita controla todos los aspectos de la vida de las Iglesias: ceremonias, publicaciones, vocaciones, enseñanza, ordenaciones.

Con ocasión del nombramiento del cardenal Van Thuan, obispos y fieles en Vietnam organizaron ceremonias de acción de gracias. La policía no puso reparos. El 22 de febrero, en unión con la primera misa celebrada por el nuevo cardenal junto al Papa en la plaza de San Pedro del Vaticano, se celebraron misas en Ho Chi Minh Ville, Nha Trang, Hué, Bui Chu, y en el Santuario nacional de Nuestra Señora de La Vang.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }