La ONU denuncia la falta de respeto de la libertad de culto en China

Print Friendly, PDF & Email

Declaraciones de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

PEKÍN, 2 mar 2001 (ZENIT.org).- La agencia Fides, ha ofrecido amplio espacio a las declaraciones de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en los que critica la posición de China en esta materia.

Al informar sobre la visita de Mary Robinson a Pekín del 24 al 26 de febrero en la que asistió a un seminario sobre el crimen, la agencia misionera de la Santa Sede ha publicado declaraciones suyas en las que afirma: «A China le queda todavía mucho camino que recorrer para adecuarse a los estándares internacionales de libertad de expresión, asociación, culto».

La visita sirvió para que la para que Robinson pidiera la abolición de los campos de reeducación, donde viven confinados disidentes políticos y miembros del movimiento budista Falun Gong. En estos momentos el régimen ha lanzado una campaña de represión contra los cristianos que no quieren adherir a la Asociación Patriótica China (una especie de Iglesia controlada por el régimen). Las medidas incluyen el encarcelamiento de varios obispos y sacerdotes

China ratificó el 28 de febrero la Convención de la ONU que se refiere a derechos de los trabajadores y asuntos sociales. Pero ha sido una firma a medias porque el Gobierno de Pekín, aunque ha adherido a la Convención, redactada y aprobada en 1997, no se ha comprometido a conceder la posibilidad de que se organicen sindicatos libres y no ha dado garantías de respeto de otros derechos humanos.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }