Se graba una película sobre «El Vicario», obra que calumnió a Pío XII

El filme es dirigido por Costantin Costa Gavras

Share this Entry

ROMA, 2 mar 2001 (ZENIT.org).- El director de cine griego Costantin Costa Gavras, director de películas como Missing (Desaparecido) y Mad city (El cuarto poder), ha comenzado un filme basándose en «El Vicario», la obra de teatro que trató de desprestigiar a Pío XII.

Lo ha anunciado en declaraciones a la prensa el productor francés de la película, Claude Berri, quien ha explicado que se trata de una adaptación de la composición teatral de Rolf Hochhuth. «Es la historia de un oficial de las SS que revela al Papa lo que pasa en los campos de concentración. Por la primera vez en una película vamos a hablar del papel del Vaticano durante la última guerra».

La primera representación de la obra de teatro, escrita por Hochhuth, tuvo lugar el 20 de enero de 1963 en Alemania con el título «Der Stellvertreter». El drama, que duraba siete horas, fue publicado en libro con un largo apéndice en el que Hochhuth afirma que Pío XII era un cobarde filonazi, y que sólo se preocupaba por sus inversiones en Alemania.

El texto de «El Vicario» sobre el que debería basarse la obra de Costa Gavras, de origen griego y formación francesa, ha sido criticado, sin embargo, por todos los expertos en historia. Nada más ser representado, por ejemplo, Emilio Pinchas Lapide, cónsul general de Israel en Milán escribió indignado: «Es un deber de conciencia y de reconocimiento contradecir las falsedades escritas por Hochhuth».

Varios expertos, como por ejemplo Antonio Gaspari, autor de «Los judíos, Pío XII y la leyenda negra» (Editorial Planeta, 1998 ), han mostrado cómo hasta antes de la aparición de «El Vicario» la ayuda del Papa a los hebreos había gozado del reconocimiento internacional, en especial de grandes líderes políticos y religiosos de Israel. A partir de 1963, sin embargo, «El Vicario» logró crear una imagen tétrica del pontífice, a pesar de que se trata de un texto literario.

Jenö Levai, invitado como experto en el proceso contra el nazi Adolf Eichmann, criticó duramente en su libro «Hungarian Jewry and The Papacy» (Londres, 1967) las acusaciones lanzadas por Hochhuth.

La obra teatral fue considerada ofensiva en primera lugar por Israel. De hecho, el 25 de septiembre de 1963 el teatro nacional israelí «Habima» canceló la representación de la versión hebrea de «El Vicario».

En los países comunistas, sin embargo, esta obra gozó de una promoción sorprendente. En Checoslovaquia, por ejemplo, el gobierno obligó durante mucho tiempo a los teatros de todas las ciudades a llevarla a los escenarios con el objetivo de desacreditar a la Iglesia católica.

Sin embargo, no es la única ocasión en la que Hochhuth utilizó el teatro para atacar a una persona. En la obra «Die Soldaten», traducida en inglés como «The soldiers», el autor alemán acusó a Winston Churchill de haber asesinado al general polaco Wladyslaw Sikorski, quien murió en un accidente aéreo cerca de Gibraltar. Hochhuth estaba convencido de que no había habido supervivientes en la tragedia y lanzó sus acusaciones como verdaderas. Todo fue desmentido, sin embargo, por el piloto del avión, quien sobrevivió a la tragedia. La BBC y los periódicos británicos acusaron Hochhuth de deformar la verdad para hacer publicidad a sus composiciones.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")