El cardenal Murphy-O´Connor comenta el retiro del arzobispo Carey

Empieza la carrera a la sucesión del primado de la Iglesia Anglicana

Share this Entry

LONDRES, 8 enero 2002 (ZENIT.org).- El cardenal Cormac Murphy-O´Connor, primado de la Iglesia católica de Inglaterra y Gales, ha reconocido «la integridad, el celo y el coraje» del primado de la Iglesia anglicana, quien anunció este martes su próxima dimisión.

Nada más tener noticia del comunicado en el que el doctor George Carey anunciaba que se retirará como arzobispo de Canterbury, el 31 de octubre, el arzobispo católico de Westminster confesaba: «somos buenos amigos y he apreciado mucho nuestra colaboración en la empresa ecuménica».

«El doctor Carey –ha añadido el cardenal– ha tenido que vivir tiempos difíciles como arzobispo de Canterbury. Como líder de la Comunión Anglicana, se ha destacada por su inmensa integridad, celo y coraje».

«Estoy seguro de que habrá muchas personas, como yo, que expresarán su aprecio por sus considerables logros en un papel tan exigente y que le echarán de menos cuando deje el arzobispado», añadía e primado católico.

La Comisión de Nombramientos de la Corona británica redactará una corta lista de candidatos a próximo arzobispo de Canterbury que será deliberada con el primer ministro Tony Blair. Al final de las deliberaciones, la Comisión presentará dos nombres, de los que Blair tendrá que escoger uno.

Los más probables candidatos a reemplazar a Carey son el obispo de Londres, Richard Chartres; el arzobispo de Gales, Rowan Williams; y el obispo de Rochester, Michael Nazir-Ali, según la edición de este lunes de «The Times».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")