El desafío, hacer de la relación fe-ciencia una cultura

Según el canciller de la Academia Pontificia para las Ciencias

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

RIMINI, 27 agosto 2003 (ZENIT.org).- La Iglesia católica ve en la ciencia «el designio de la Providencia para acercar los hombres a Dios», considera el canciller de la Academia Pontificia para las Ciencias.

El obispo Marcelo Sánchez Sorondo hizo un balance del diálogo entre la fe y la ciencia al intervenir en el Meeting por la amistad entre los pueblos que organiza el movimiento Comunión y Liberación en Rimini (Italia).

«La Academia Pontificia de las Ciencias, que este año celebra su cuarto centenario, es la demostración concreta de la importancia que da la Iglesia a la ciencia», afirmó en su intervención, que llevaba por título «Amor por la verdad: la Iglesia y las hombres de ciencia».

«No es casualidad que la primera academia científica haya nacido precisamente en Roma, bajo el auspicio, apoyo e inspiración cristiana del Papa Clemente VIII», añadió.

La Academia de los Linces (éste era su nombre original, en referencia a la mirada escrutadora del saber que se deseaba entre sus miembros) fue fundada en Roma en 1603 por Federico Cesi y, entre sus miembros, se encontró Galileo Galilei.

Explicando el espíritu que la anima, el obispo argentino explicó que «el hombre tiene dos fuentes para llegar a la verdad: una es la razón y la otra la fe».

«La verdad es el fin del universo», recordó el prelado citando a santo Tomás de Aquino, y por este motivo «la búsqueda de la verdad es el fin de la ciencia y de la religión».

«La ciencia cuando es auténtico conocimiento no está en contraste con la verdad de fe cristiana», añadió.

Por otra parte, se preguntó: «La Iglesia, ¿tiene necesidad de la ciencia?». Respondió constatando que «para el cristiano nada de lo que es humano le es ajeno».

«Cuatrocientos años después –concluyó monseñor Sorondo– nos damos cuenta de que el desafío consiste en hacer de la relación entre la razón y la fe una cultura».

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación