Una iglesia ortodoxa en Siberia en recuerdo de los niños abortados

Concluirá su construcción el próximo verano

Share this Entry

IURGA, martes, 22 agosto 2006 (ZENIT.org).- Está en marcha la construcción en Iurga, Siberia meridional (Rusia), de una iglesia ortodoxa para celebrar regularmente misas por los niños no nacidos a causa del aborto.

«Radio Vaticano» se hizo eco recientemente de la iniciativa promovida por el padre Kostantin, la cual nace en memoria de los niños mártires de la «matanza de los inocentes» -la que perpetró Herodes en Belén, en tiempos de Jesús-.

En su recuerdo se consagrará la nueva iglesia, cuya terminación se estima para el verano del año que viene.

La Iglesia ortodoxa considera el aborto una forma de infanticidio y un grave pecado, como recordó la emisión del 11 de agosto de «Radio Vaticano», y el propio gobierno ruso ha manifestado la voluntad de reducir lo más posible la cifra de abortos ante la «alarmante caída demográfica».

En la misma fecha recoge el diario italiano «Avvenire» que la iniciativa del padre Kostantin carece de precedentes en Rusia, y ha hallado apoyo entre los fieles ortodoxos.

El párroco tuvo la idea cuando se llevaron a Iurga, desde Jerusalén, las presuntas reliquias de los niños asesinados por Herodes hace dos mil años.

«Cuando intentó eliminar a Jesús, Herodes ordenó la matanza de 14 mil niños inocentes (…). También los niños no nacidos sufren por la estupidez y la ferocidad de sus padres», lamentó el sacerdote ortodoxo.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")