Obispos de Brasil presentan caminos para acabar con la oleada de violencia

Print Friendly, PDF & Email

«Urge una salida por la que la fuerza del derecho supere al derecho de la fuerza»

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

RIO DE JANEIRO, lunes, 28 agosto 2006 (ZENIT.org).- La Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) ha publicado una nota en la que muestra su rechazo ante la espiral de violencia que se está viviendo en el país y muestra su «solidaridad con todos los que sufren la cruel realidad del crimen organizado presente en varios estados».

La nota, que ha sido recogida por «Radio Vaticano», está firmada por el presidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil y arzobispo de San Salvador de Bahía, cardenal Geraldo Majilla Agnelo, por el vice-presidente de dicha conferencia y obispo de Catanduva, monseñor Antonio Celso de Queirós, y por el secretario general de la conferencia y obispo auxiliar de Sao Paolo, monseñor Odilo Pedro Scherer.

El documento insiste en la necesidad de buscar una solución inmediata entre las partes, y ofrece todo el apoyo de la Iglesia católica de Brasil para lograr tal fin.

«Urge una salida por la que la fuerza del derecho supere al derecho de la fuerza –prosigue el mensaje– La seguridad es un derecho humano del ciudadano. Para los cristianos, la paz es un don y una conquista».

Los obispos brasileños resaltan una serie de actuaciones para lograr un horizonte de paz, entre ellas están la superación de la cultura de la impunidad que produce revueltas e injusticias debilitando las instituciones; la solución urgente de la masificación de presos que atenta contra los derechos humanos y es fuente de crisis, en este sentido llaman al estado a proteger los derechos inherentes del ser humano haciendo que se respeten la leyes.

La última actuación que subrayan los prelados es la necesidad de reformar los órganos de seguridad, ofreciendo mejores condiciones de servicio a sus agentes y superando la mentalidad represiva que genera violencia.

Citando la frase del profeta Isaías, «la verdadera paz es obra de la justicia» (Is 32.17), la Conferencia Episcopal considera que «necesitamos arrancar de raíz las causas que están en el origen de la organización del crimen, de sus intenciones y métodos, así como la relación promiscua entre el público privado y las redes de la corrupción a varios niveles».

Por último los miembros de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil subrayan la necesidad de la solidaridad hacia los más pobres, «combatiendo la miseria, el hambre y la marginación social, que les convierte en presa fácil del mundo del crimen».

«Tenemos que asumir con más claridad y eficacia los valores éticos y espirituales, cuya pérdida causa enormes perjuicios para la sociedad», concluye la nota.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }