Encuentro mundial en Roma de ginecólogos y obstetras católicos

Manifestarán su «opción preferencial en favor de la cultura de la vida»

Share this Entry

ROMA, domingo, 8 octubre 2006 (ZENIT.org).- Mater Care Internacional (MCI) celebrará un taller de trabajo internacional en el Vaticano del 11 al 15 de octubre sobre el tema «La dignidad de la maternidad y la práctica de la obstetricia y la ginecología. Desafío al statu quo».

Se trata de un grupo internacional de ginecólogos y obstetras católicos, que «ha adoptado la opción preferencial en favor de la cultura de la vida», según explica en un comunicado de prensa.

«Su misión es insuflar “vida” en la práctica médica y por tanto cuidado en la salud de las madres», añade.

«Por desgracia –afirma la institución en el mensaje enviado a Zenit–, en estos últimos 40 años, pese a conocerse mucho del carácter humano del niño no nacido a gracias al desarrollo materno-fetal constatado por ecografía, se han producido cambios fundamentales sobre la manera en que los obstetras valoran la maternidad y a los niños no nacidos, que se consideran como una cosa que puede ser arbitrariamente destruida»

«Mientras la medicina moderna y el cuidado obstétrico casi han erradicado las muertes maternas y han reducido marcadamente la mortalidad perinatal en el mundo desarrollado, las muertes durante embarazo y nacimiento en los países en desarrollo suceden en cifras sin precedentes, advierten estos ginecólogos y obstetras.

«Con todo –sigue diciendo el texto–, actualmente, el aborto provocado domina los programas de salud internacional y constituye la base sobre la que se provee el cuidado de la salud de las madres».

«En los países desarrollados, el aborto se promueve como una solución a problemas sociales, de modo que muchos hospitales realizan más abortos que partos».

«Irónicamente, en los países en desarrollo, los programas de la llamada eufemísticamente “salud reproductiva”, se promueven para reducir la mortalidad materna, eliminando al no nacido; y del uso de programas coactivos de control de población».

«Así, el aborto continúa en aumento en países en desarrollo y en los desarrollados –informa–. Estas políticas surgen debido a una miseria de pensamiento y práctica, pero en última instancia, a la falta de amor».

«La respuesta a la pregunta sobre si lo que surge en el momento de la concepción es un ser humano es evidente –asegura Mater Care Internacional–. La pregunta real no es cuándo empieza la vida humana sino qué valor se da a más temprana de las vidas humanas».

Más información en http://www.matercare.org/RomeWorkshop2006-ProgramUpdated.asp

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")