El impacto en los telespectadores de "escándalos" que afectan a la Iglesia no es correcto

Afirma el ex presidente de CBS

Share this Entry

MADRID, jueves, 12 octubre 2006 (ZENIT.orgVeritas).- Gene Jankowski, ex presidente del grupo CBS y presidente de Jankowski Communications Sytems, analizó esta mañana en el Congreso Mundial de Televisiones Católicas, que concluye hoy, jueves 12 de octubre en Madrid, el impacto que la televisión está teniendo en el mundo actual.

En este contexto, y refiriéndose especialmente a su experiencia en Estados Unidos, Jankowski afirmó que “la voz de la Iglesia Católica no ha sido tan oída” y que sobre todo cuando se tratan informaciones vinculados a “escándalos” que han afectado a la Iglesia como la “pedofilia”, no se ha ofrecido una “información detallada” y el “impacto” que se ha producido en el telespectador no ha sido
“correcta”.

Sin embargo, al analizar el posible impacto que la televisión produce en las personas, Jankowski consideró que aunque la pregunta inmediata podría ser “qué ha hecho la TV en las personas”, es más adecuado preguntarse “qué hace la gente con la TV”, sobre todo teniendo en cuenta el uso de la libertad y las múltiples opciones que se presentan a los hombres.

“El auténtico poder de la TV es el espectador” y su control, “la voluntad social”, afirmó el experto, quien sin subestimar el “poder intoxicador” que puede tener la TV en algunos casos, prefirió preguntarse “qué hace y qué debería hacer la TV”.

Pero más allá de la voluntad del espectador, Jankowski consideró a la “publicidad” también como un poder en la TV, aunque los telespectadores que consumen los productos que se publicitan no lo admitan.

Aunque para Jankowski el impacto de la TV es “unidireccional”, afirmó no obstante la necesidad de “decodificar el mensaje”, de modo que se de una “interacción” entre el medio y el destinatario del mensaje.

Finalmente, el ex presidente del grupo CBS hizo también un elogio del impacto positivo de la TV, como la posibilidad que nos ha brindado de “ver cosas que de otro modo no hubiéramos podido ver”. Así, por ejemplo, Jankowski dijo que aunque “el hambre es bien conocida por los misioneros, a nosotros sólo nos afecta cuando entra en el salón de nuestra casa”.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")