Presidente de la Conferencia Episcopal Española: el matrimonio, patrimonio de la humanidad

MADRID, lunes, 20, noviembre 2006 (ZENIT.orgVeritas).- El nuncio de Su Santidad en España, el arzobispo Manuel Monteiro de Castro asistió este lunes, como es tradicional, a la apertura de una nueva Asamblea Plenaria de los obispos españoles, animándoles a seguir con una «incisiva» pastoral familiar y a anunciar la fe en público.

Share this Entry

Según refiere la agencia Veritas, el nuncio aprovechó su asistencia a este acto inaugural de la Plenaria, para agradecer a los obispos españoles «la cercanía de todos ustedes y su solidaridad con el Santo Padre con motivo de los ataques injustificados que sufrió tras su discurso en la Universidad de Ratisbona», y comentó que «el Santo Padre ha reiterado posteriormente en varias ocasiones que la religión no va con la violencia, sino con la razón».

Por otra parte y del mismo modo que monseñor Ricardo Blázquez, obispo de Bilbao y presidente de la CEE –que dedicó gran parte de su discurso a comentar la enseñanza de Benedicto XVI en el Encuentro de Valencia–, también el nuncio de Su Santidad consideró importante recordar «algunos de los puntos del mensaje que el Santo Padre dirigió a los obispos españoles», porque «después de los meses transcurridos, es bueno volver a leerlo para constatar su oportunidad y su actualidad».

Monseñor Monteiro destacó cuatro puntos del mensaje que el Papa dirigió a los obispos españoles: la pastoral familiar, el espíritu misionero, la respuesta ante la secularización y la comunión fraterna; que «constituyen cuatro grandes temas para la actuación de los obispos de la Conferencia Episcopal Española».

La primera recomendación que recordó el nuncio fue la de proseguir «una incesante e incisiva pastoral familiar en vuestras diócesis». Luego recordó un fragmento de la homilía de Benedicto XVI aquél domingo en Valencia, en el que afirmó que «la Iglesia nos enseña a respetar y promover la maravillosa realidad del matrimonio indisoluble entre un hombre y una mujer, que es, además, el origen de la familia»; y dijo que «reconocer y ayudar a esta institución es uno de los mayores servicios que se pueden prestar hoy día al bien común y al verdadero desarrollo de los hombres y de las sociedades».

«Estamos llamados a anunciar las características propias de la familia según el plan de Dios, pero también promoviendo en las parroquias y en las diócesis la pastoral familiar», añadió el nuncio.

Monseñor Monteiro también recordó la petición de Benedicto XVI de mantener «vivo y vigoroso el espíritu misionero», que ha acompañado la vida de los españoles en su historia.

Otro punto importante del mensaje del Papa a los obispos españoles, que recordó el nuncio fue que «en este tiempo de rápida secularización» sigan «proclamando sin desánimo que prescindir de Dios, actuar como si no existiera o relegar la fe al ámbito de lo meramente privado, socava la verdad del hombre e hipoteca el futuro de la cultura y de la sociedad».

Según el representante del Papa en España, «Dios es el garante de nuestra libertad. Dios, que es amor, es la única luz que en el fondo ilumina la oscuridad del mundo. No perdáis el ánimo, proclamad que Jesús es el que tiene palabras de vida eterna».

Finalmente, el Papa exhortaba a los prelados españoles «encarecidamente a mantener y acrecentar vuestra comunión fraterna».

El discurso del nuncio apostólico puede leerse en http://www.conferenciaepiscopal.es

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación