«Desearía que el Papa fuera a Fátima ya el próximo año»

Entrevista al Rector del Santuario de Fátima

Share this Entry

ROMA, domingo, 3, diciembre 2006 (ZENIT.org).- El padre Luciano Guerra, rector del Santuario de Fátima, de visita unos días en Roma, ha concedido a Zenit una entrevista en la que ha hablado de la posible visita del Papa Benedicto XVI.

Como rector del Santuario desde 1973, el sacerdote habla de su experiencia y comunica la conexión de los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI con el Santuario.

Los temas tratados abordan la actualidad del mensaje de Fátima, la creciente participación de los peregrinos, la importancia de los medios de comunicación y el futuro del Santuario.

–¿Cómo ha sido su experiencia como rector del santuario de Fátima desde hace más de treinta años?

–Monseñor Luciano Guerra: La experiencia ha sido muy positiva. Fátima es un lugar donde prácticamente no se nota la crisis. Hoy se nota una atmósfera de crisis en el mundo civil y en el mundo religioso. En Fátima, prácticamente no tenemos crisis. El número de peregrinos ha aumentado y pienso que seguirá aumentando. Por tanto, es una experiencia realmente positiva y doy gracias a Dios por ello.

–¿Y en cuanto a la relación con los peregrinos?

–P. Luciano Guerra: Como sacerdotes estamos en continuo contacto con los peregrinos. Es agradable ver que a los peregrinos les gusta Fátima por el ambiente y porque tienen la posibilidad de vivir tiempos de oración fuertes, por lo que a menudo vuelven. Tenemos allí peregrinos extranjeros que han vuelto decenas de veces a Fátima porque se sienten bien y es raro que haya alguna protesta seria. Es evidente que también hay defectos y dificultades. Pero las reacciones de los peregrinos son muy positivas.

–Al Santuario siguen acudiendo muchos fieles que abandonaron la eucaristía dominical. ¿Podemos entender este hecho como una búsqueda de espiritualidad?

–P. Luciano Guerra: Es evidente que sí, son personas que abandonaron su compromiso con la Iglesia, por razones históricas o de otro tipo, pero estoy convencido de que a medida que las personas van abandonando la Iglesia se van dando cuenta también de la soledad. Se quedan sin el amparo de una institución que tiene como lema principal honrar a Dios, glorificar a Dios y procurar la salvación desde todos los puntos de vista del ser humano. Yo pienso que un lugar de peregrinación es un lugar donde la persona no sólo satisface un deseo personal de relación con Dios, sino que acaba por percibir que la comunión con los hermanos es fundamental, y sin ella no puede haber verdadera religión.

–Nuestra Señora de Fátima es conocida en todo el mundo. ¿Cuál es la actualidad del mensaje de Fátima para la Iglesia y para el mundo?

–P. Luciano Guerra: La actualidad se revela precisamente en el interés que las personas manifiestan por Fátima. Claro que hay un interés general que proviene del hecho de que Nuestra Señora se expresó allí prácticamente en nuestros días. Todo lo que es una aparición de lo sobrenatural es un rejuvenecimiento de la fe a partir de sus propios fundamentos, es decir, la existencia de Dios, de Nuestra Señora, de Jesucristo. Por otro lado, existe el hecho de que Dios está con nosotros y nos manifiesta su amor.

Pienso que ésa es la razón principal y fundamental del mensaje de Fátima. Es Dios. Quien en realidad se convence de que Fátima es verdadera, se convence de que Dios existe. Y una vez que nos convencemos de que Dios existe, como diría Santa Teresa, nos damos cuenta de que «¡sólo Dios basta!».

–El siervo de Dios Juan Pablo II visitó el Santuario de Fátima tres veces; en 1982, 1991 y 2000. ¿En su opinión, cuál fue la aportación de las visitas de Juan Pablo II al Santuario?

–P. Luciano Guerra: Pienso que la aportación principal fue haber realizado la consagración al Inmaculado Corazón de María juntamente con los obispos del mundo, como se le pedía desde el punto de vista del mensaje. Después fue su convicción profunda de que realmente fue salvado por la intervención de Nuestra Señora, dado que el atentado tuvo lugar el día 13 de mayo, día de la invocación de Nuestra Señora. Una vez más volvemos a la experiencia, a la conciencia de la presencia de Dios en nuestras vidas. El Papa Juan Pablo II fue coherente en su manifestación de un gran amor a Fátima porque estaba convencido de que Nuestra Señora le había querido manifestar, con la fuerza de su mensaje, con la fuerza de su presencia en Fátima, que estaba junto a él.

–Mirando al futuro, ¿cuáles son las actividades y proyectos que tiene en mente?

–P. Luciano Guerra: No tengo proyectos a largo plazo, pienso que el principal proyecto es seguir acogiendo convenientemente a los peregrinos. Es cierto que los peregrinos son cada vez más sensibles a climas y ambientes de oración y silencio. Como nosotros hacemos un gran llamamiento a la adoración de la Santísima Trinidad, además evidentemente del culto mariano y de la Santísima Eucaristía, pienso que el futuro del Santuario va en el sentido de animar a los peregrinos a recogerse cada vez más en la adoración a Dios, a la Santísima Eucaristía y a la Santísima Trinidad. Por tanto va en el sentido de formación y expresión esencial de la fe.

–En el ámbito de la comunicación social, es ya conocida la revista del Santuario «La voz de Fátima». ¿Considera que este medio es importante para dar a conocer el Santuario?

–P. Luciano Guerra: Nunca hemos sido muy buenos en cuestión de comunicación social, tenemos también la página web que intentamos alimentar. Pienso que es uno de los factores que el Santuario tiene que resolver en el futuro. Hoy en día, los medios de comunicación social son fundamentales, a pesar de que sepa que puede haber un riesgo de alienación por nuestra parte. Pienso que tenemos que buscar siempre a nuestro prójimo y la persona que puede entrar en contacto con nosotros a través de un medio de comunicación social es un prójimo muy relativo. Por tanto, la Iglesia tiene que intentar formar comunidades de personas que vivan próximas unas de otras y que puedan manifestar su vivencia comunitaria y la acción de Cristo en ellas. De todos modos, sobre todo desde el punto de vista de la pre-evangelización, para un anuncio capaz de despertar un cierto interés y simpatía, considero que los medios de comunicación son, de hecho, importantes.

–¿Cómo considera la relación del Papa Benedicto XVI con el Santuario de Fátima?

–P. Luciano Guerra: Sin duda tiene una relación muy grande con el Santuario. No sólo porque ya estuvo allí sino también porque escribió aquel comentario [Cf. Comentario Teológico al tercer secreto de Fátima, escrito por el cardenal Joseph Ratzinger, entonces prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ndr].

No fue una decisión de poco valor, aún admitiendo que se lo había pedido el Papa. Espero francamente que el Papa Benedicto XVI vaya a Fátima. Desearía mucho que fuera ya el próximo año para la inauguración de la iglesia de la Santísima Trinidad y, si es posible, para la canonización de los niños videntes.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación