Una lámpara como signo de solidaridad con el flagelado Oriente Medio

Print Friendly, PDF & Email

La ha encendido el arzobispo Leonardo Sandri

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 3 julio 2007 (ZENIT.org).- Al comenzar su mandato como prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, el arzobispo Leonardo Sandri, ha encendido una lámpara ante la imagen de la Santa Madre de Dios, en solidaridad con los países y sus católicos que sufren a causa de la violencia en Oriente Medio: Tierra Santa, Irak y el Líbano.

El gesto del prelado argentino, acompañado por sus colaboradores de ese dicasterio vaticano, estuvo acompañado este martes con un momento de oración «para que no sean olvidados los países de implicados desde hace tanto tiempo en una espiral de violencia que mortifica la convivencia personal y social» en toda aquella zona.

Según explica un comunicado, «la Congregación para las Iglesias Orientales mantiene viva la conciencia de la gravedad del problema, favoreciendo toda la solidaridad posible hacia las Iglesias y las poblaciones de la región de Oriente Medio. La aspiración a la paz no debe conocer tregua ni abandonos».

El comunicado termina con un llamamiento especial a los responsables de esos países para que garanticen y alienten la paz sin discriminación alguna.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }