El cristianismo aporta una respuesta universitaria a una cultura europea fragmentada

Print Friendly, PDF & Email

Síntesis del Encuentro Europeo de Profesores Universitarios

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

ROMA, viernes, 6 julio 2007 (ZENIT.org).- El cristianismo puede lograr una síntesis de valores y es capaz de unir los saberes, frente a un cultura fragmentada y reductiva: es la constatación de monseñor Lorenzo Leuzzi, director de Pastoral Universitaria de la diócesis de Roma

Son declaraciones a Zenit del promotor del Encuentro Europeo de Profesores Universitarios, celebrado en Roma del 21 al 24 de junio sobre el tema: «Un nuevo humanismo para Europa. El papel de la Universidad», gracias al apoyo del Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa, con el patronato del presidente de Italia y la colaboración de algunos ministerios del país y dicasterios vaticanos.

El encuentro se organizó en el marco de las celebraciones del 50º aniversario de la firma de los Tratados de Roma. Se inscribieron más de 2.200 profesores de 44 países.

Sintetizando los 47 encuentros celebrados en el seno del gran Encuentro Universitario, y profundizando en esta cita europea de profesores y rectores europeos, monseñor Leuzzi reconoció a Zenit el «notable éxito» de la iniciativa, «no sólo por el elevado número de participantes, sino también por la juventud de los docentes».

«Este hecho nos confirma que los profesores cristianos en la universidad son jóvenes y tienen el deseo de asumir la vida universitaria como lugar de testimonio de un compromiso», añade.

En el encuentro con los rectores, relató: «Ha surgido de manera fuerte la preocupación de la carencia de valores y contenidos. El encuentro ha servido para dar confianza a los rectores, pues no basta sólo una visión de la universidad entendida como supermercado de saberes, sino que se necesita una presencia que tenga en sí una dimensión y un compromiso formativo».

Monseñor Leuzzi recuerda que, en la homilía de la Misa que presidió en la basílica vaticana -el 23 de junio- el cardenal Tarcisio Bertone –secretario de Estado del Papa-, se recalcó que «mientras cuesta a los políticos encontrar unidad y con dificultad hallan indicaciones para el futuro», los profesores universitarios reunidos en Roma «representan una comunidad europea que se confirma unida y deseosa de caminar así».

Los testimonios recogidos durante el Encuentro «muestran que el cristianismo tiene la posibilidad de salvar Europa –subraya monseñor Leuzzi-. El cristianismo es capaz de unir los saberes frente a una cultura europea fragmentada y reductiva. El cristianismo puede trabajar y favorecer la síntesis en torno a los conceptos de verdad, justicia y belleza del humanismo cristiano».

Otro tema de gran importancia «es la identidad de la persona humana -prosigue-, que puede ser comprendida y relanzada en una perspectiva antropológica que ayude a construir el futuro con esperanza y serenidad, sin esa angustia que caracteriza al hombre contemporáneo».

«Considero que sobre estas dos grandes cuestiones, el humanismo cristiano se plantea como capacidad conceptual de referencia», subraya el director de Pastoral Universitaria de Roma.

Punto decisivo que recalca –siguiendo al Papa- es que «el cristianismo puede ofrecer al hombre contemporáneo la capacidad de afrontar la cuestión antropológica sin miedo, con el alivio del realismo de la fe».

«El cristianismo no quiere presentarse como una genérica experiencia religiosa hecha de mitos, de símbolos y de sentimiento -profundiza-, sino como una experiencia que ayuda al hombre contemporáneo, a través del realismo de la fe», un realismo «que permite al intelectual y al hombre en general la capacidad de confrontarse con la realidad sin huidas hacia delante y sin nostalgia por el pasado».

En cuanto a las cuatro áreas temáticas desarrolladas en los 47 encuentros (la persona humana, la ciudad del hombre, la visión de las ciencias, creatividad y memoria), monseñor Leuzzi insiste en la convergencia de los conocimientos y el trabajo interdisciplinario sobre todo en el deseo de ayudar a la persona a sentirse partícipe de la construcción de la comunidad europea.

Aludiendo a próximos pasos, el director de Pastoral Universitaria de Roma ha invitado a las Conferencias Episcopales a promover encuentros nacionales de docentes universitarios, y a comenzar a preparar el congreso del año que viene, que involucrará a profesores de Filosofía en un tema muy querido para Benedicto XVI: «La ampliación de la razón».

En este contexto, monseñor Leuzzi ha renovado la exhortación a intensificar la red europea de los docentes universitarios y de los rectores para favorecer formas de colaboración entre los diversos centros.

«Pienso que los profesores de muchas universidades pueden constituir una base sólida para relanzar la evangelización en Europa, pero también la casa común europea», expresa.

En 2008 se celebrará además –recuerda- un congreso que retomará el llamamiento del cardenal Camillo Ruini para buscar una solución a la grave situación de los cristianos en Oriente Medio, implicando a las universidades a fin de favorecer la libertad religiosa y un espacio de presencia para todas las culturas, sobre todo en los países de esa región del planeta.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }