67 firmas (y 1.479 más) al error que impidió al Papa ir a «La Sapienza»

Advierte «L’Osservatore Romano»

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 6 febrero 2008 (ZENIT.org).- A la vista de la recogida de firmas –entre profesores, investigadores y doctorandos de las universidades italianas– en solidaridad con los 67 profesores cuya carta impidió la visita del Papa a la universidad de La Sapienza, «L’Osservatore Romano» –edición diaria italiana fechada este miércoles– advierte de la difusión de un error que suscriben, ahora, otros 1.479. Ofrecemos íntegramente el comentario del diario de la Santa Sede.

* * *

 

Copia y pega desde Wikipedia: 67 profesores por un error

Los 1.479 firmantes del llamamiento de solidaridad hacia los 67 profesores de La Sapienza con cuya carta, de hecho, impidieron a Benedicto XVI hablar en sede universitaria, han escrito: «Los signatarios afirmamos que nos habríamos comportado como los 67 en nombre de la libertad de la investigación y de la ciencia» (da noticia de ello el «Corriere della Sera» del 5 de febrero). Tal vez los 1.479 desconocen que, «en nombre de la libertad de la investigación y de la ciencia», han dado por buena una falsedad, aceptando una afirmación sin comprobar su verosimilitud. 

En la carta de los 67 se lee: «El 15 de marzo de 1990, siendo aún cardenal, en un discurso en la ciudad de Parma, Joseph Ratzinger retomó una afirmación de Feyerabend: «En la época de Galileo la Iglesia se atuvo a la razón más que el propio Galileo. El proceso contra Galileo fue razonable y justo». Son palabras que, como científicos fieles a la razón y como profesores que dedican su vida al progreso y a la difusión del conocimiento, nos ofenden y nos humillan. En nombre de la laicidad de la ciencia y de la cultura y en el respeto de este Ateneo nuestro, abierto a profesores y estudiantes de todo credo y de toda ideología, esperamos que el incoherente evento aún se pueda anular».

Si antes de apresurarse a suscribir la solidaridad con los 67, alguno de los 1.479 hubiera verificado tal afirmación, habría descubierto que quien escribió la carta obtuvo la cita del discurso de Ratzinger a partir de la voz Papa Benedetto XVI de Wikipedia, la conocida enciclopedia de la red que redactan internautas y que ninguna persona de ciencia utilizaría como fuente exclusiva de sus investigaciones, más que verificando con precisión que es fidedigna.

Que Wikipedia sea con toda probabilidad la fuente de la que se tomó la cita lo testimonia el hecho de que en la carta de los 67 se hace referencia a una conferencia del cardenal Ratzinger del 15 de marzo de 1990 en Parma. La conferencia tuvo lugar, pero en Roma, en la Universidad La Sapienza [el 15 de febrero de 1990. Ndt].

El texto de aquella conferencia se contiene en un libro, publicado en 1992 por Edizioni San Paolo con el título Svolta per l’Europa? Chiesa e modernità nell’Europa dei rivolgimenti. A pié de página consta la siguiente «Advertencia» del autor: «La primera redacción de esta contribución se presentó el 16 de diciembre de 1989 en Rieti -aún bajo la viva impresión de los acontecimientos recién registrados en Europa oriental– como intento de una reflexión inicial sobre las causas y consecuencias de cuanto ocurrió. La versión aquí presentada es la que se usó en una conferencia en la Universidad «La Sapienza» de Roma, el pasado 15 de febrero de 1990. Con ocasión de la celebración del 1.400 aniversario del tercer concilio de Toledo, presenté en Madrid, el 24 de febrero de 1990, una ulterior redacción, modificada con relación a la circunstancia específica».

Ahora bien: lo sorprendente es que quien tomó la cita de Feyerabend no puede dejar de haber leído la continuación* de la misma, contenida en Wikipedia, que permite darse cuenta de que el sentido de la frase de Ratzinger es exactamente el contrario del que los 67 profesores han pretendido atribuir al Papa.

Cada uno es libre de juzgar si este modo de usar la razón es correcto o no se trata más bien de un acto de deslealtad: el riesgo de plegar la razón ante la presión de los intereses y la atracción de la utilidad es exactamente aquello de lo que habría alertado el Papa al cuerpo docente de La Sapienza, si hubiera podido hablar. Que cada cual juzgue quién defendió de verdad la razón.

[*Ndt: El párrafo aludido de Wikipedia en italiano está disponible en http://it.wikipedia.org/wiki/Papa_Benedetto_XVI . Dice, en su versión completa -consultada este miércoles–: «El 15 de marzo de 1990, siendo aún cardenal, en un discurso en la ciudad de Parma, retomó una afirmación de Feyerabend: «En la época de Galileo la Iglesia se atuvo a la razón más que el propio Galileo. El proceso contra Galileo fue razonable y justo», añadiendo: «Sería absurdo construir sobre la base de estas afirmaciones una apresurada apologética. La fe no crece a partir del resentimiento y del rechazo de la racionalidad, sino desde su fundamental afirmación y desde su inscripción en una racionabilidad mayor. Aquí he querido recordar un caso sintomático que evidencia hasta qué punto la duda de la modernidad sobre sí misma recurre hoy la ciencia y la técnica»; mostrando por lo tanto que critica las ideas de Feyerband sobre Galileo, de cuyo proceso Juan Pablo II había pedido oficialmente excusas por el error de la Iglesia».]

Traducción-adaptación: Marta Lago

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación