George Weigel: El Papa de "las sorpresas tranquilas" llega a Francia

Su libro, “La elección de Dios: el Papa Benedicto XVI y el futuro de la Iglesia Católica»

Share this Entry

Con motivo de la vista del Papa a Francia, que tendrá lugar este fin de semana, el escritor y teólogo católico norteamericano George Weygel ha publicado la versión francesa de su libro «»God’s Choice: Pope Benedict XVI and the Future of the Catholic Church» (La elección de Dios: el Papa Benedicto XVI y el futuro de la Iglesia Católica, n.d.t.).

Esta obra ha sido editada en Francia por la editorial Mame-Edifa-Magnificat, con motivo de la visita papal.

Weigel, socio decano y catedrático de Estudios Católicos en la Ethics and Public Policy Center de Washington, es también autor de «Testigo de esperanza: la biografía del Papa Juan Pablo II», publicado en 1999. En su nuevo libro, aún no publicado en español, Weigel ofrece una introducción al pontificado de Benedicto XVI.

Según explicó a ZENIT el propio Weigel, en estos tres años desde que el cardenal Joseph Ratzinger fue elegido Papa con el nombre de Benedicto XVI, ha hecho varias contribuciones claves a la Iglesia: «Ha sido un maestro catequista, haciendo volver a la Iglesia a sus raíces en la Biblia y en los Padres que crearon la doctrina cristiana».

«También ha hecho un gran servicio, tanto a la Iglesia como al mundo, iluminando y analizando la relación entre el problema de la separación entre la fe y la razón -como en el yihadismo- y la pérdida de la confianza en la razón -como en el postmodernismo europeo, especialmente el francés».

«Finalmente, el Papa ha recordado a la Iglesia que es más ella misma cuando celebra la Eucaristía, la cual por tanto debe ser celebrada con una dignidad apropiada».

Laicidad

Comentando la expectación que ha generado el hecho de que Benedicto XVI vaya a hablar sobre la laicidad, como hizo en Estados Unidos cuando lo llamó «ejemplo de laicismo saludable» el pasado mes de abril, Weigel hizo notar que «Francia no es Estados Unidos».

«La laicidad francés -la ‘laicité’- y la laicidad norteamericana son dos cosas muy diferentes», dijo. «La ‘laicité’ francesa fue un movimiento contra la Iglesia; la separación institucional entre la Iglesia y el estado en los Estados Unidos quiere promover el libre ejercicio de la religión».

El país galo, a menudo llamado la «cuna de la laicidad», es uno de los países con la participación más baja en la Iglesia de toda Europa.

Según un estudio del año 2005 realizado por el Centro de Estudios sobre la Cristiandad Global y el Seminario teológico Gordon-Conwell de South Hamilton (Massachusetts, EE.UU.) en algunas áreas de Francia, la participación en la Iglesia está por debajo del 10%.

«Francia ha estado viviendo de las rentas del patrimonio moral de su pasado cristiano durante más de dos siglos», afirmó Weigel. «La cuenta está agotada y el banco de crédito moral se está vaciando».

Futuro

Respecto al futuro de la Iglesia en Francia, Weigel destacó algunos signos positivos: «Hay mucha energía en varios movimientos renovadores. Francia es también el hogar de muchos grandes intelectuales católicos. Hay varios obispos franceses impresionantes».

¿Y la devoción mariana del Papa?

«Creo que está claro, teniendo en cuenta su trabajo teológico de estos 45 años, que Joseph Ratzinger tiene una profunda devoción a Nuestra Señora y una clara visión de su lugar en la historia de la salvación. La herencia bávara de Ratzinger le predispone también a una seria piedad mariana».

El Papa viajará el sábado a Lourdes, para participar en las celebraciones del 150 aniversario de las apariciones de Nuestra señora a Bernadette Soubirous. El Santo Padre afirmó que «rezará a los pies de la Virgen por las intenciones de toda la Iglesia, en particular por los enfermos, los abandonados, y por la paz en el mundo».

Weigel, que ha llamado a Benedicto XVI «el Papa de las sorpresas tranquilas», añadió que cree que «el mundo aún no ha comprendido completamente a este Papa alemán, que aún podría tener algunos ases en la manga».

Por Karna Swanson

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación