La Santa Sede pide omitir el término "Yahvé" en la Liturgia

Carta a las conferencias episcopales sobre el nombre de Dios del cardenal Arinze

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, jueves 11 de septiembre de 2008 (ZENIT.org).- La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos ha enviado una carta a las conferencias episcopales del mundo sobre el nombre de Dios en la que pide no usar el término «Yahvé» en las liturgias, oraciones y cantos.

La carta se refiere al uso del nombre «YHWH» con el que se designa a Dios en el Antiguo Testamento y que en español se lee «Yahvé». El texto explica que este término debe traducirse de acuerdo al equivalente hebreo «Adonai» o del griego «Kyrios»; y pone como ejemplos traducciones aceptables en cinco idiomas: Lord (inglés), Signore (italiano), Seigneur (francés), Herr (alemán) y Señor en español.

La misiva está firmada por el cardenal Francis Arinze y por el arzobispo Albert Malcom Ranjith, respectivamente prefecto y secretario de la Congregación vaticana, siguiendo una directiva de Benedicto XVI.

Tras comentar que el nombre de Dios exige a los traductores un gran respeto, el cardenal explica que la palabra «YHWH» es «una expresión de la infinita grandeza y majestad de Dios», que se mantuvo «impronunciable y por ello fue reemplazada en la lectura de las Sagradas Escrituras con el uso de la palabra alternativa ‘Adonai’ que significa Señor».

Esta tradición de la traducción es importante para entender a Cristo, señala la carta vaticana, ya que el título de «Señor» se vuelve «intercambiable entre el Dios de Israel y el Mesías de la fe cristiana».

«Las palabras de las Escrituras contenidas en el Antiguo y Nuevo Testamento expresan la verdad que trasciende los límites del tiempo y el espacio. Son la palabra de Dios expresada en palabras humanas, y por medio de estas palabras de vida, el Espíritu Santo introduce a los fieles en el conocimiento de la verdad total, y por ello la palabra de Cristo aparece ante los fieles en toda su riqueza», explica la indicación de la Santa Sede.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación