Mexicanos a la espera del VI Encuentro Mundial de las familias

El evento, convocado por Benedicto XVI se realizará en la Ciudad de México

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, viernes 9 de enero de 2009 (ZENIT.org).- Durante la rueda de prensa del lanzamiento del Encuentro Mundial de las Familias, que se realizó este viernes en la Santa Sede, el sacerdote mexicano Guillermo Gutiérrez Fernández, coordinador del evento, aseguró que este encuentro ha sido recibido como una «buena noticia» por los mexicanos y que será una «oportunidad para reunir a las fuerzas que sostienen las familias».

El sacerdote expresó que, aunque en este momento son muchos los problemas que aquejan a México, como la droga y la violencia, «si la familia está sana, está sostenida, los ciudadanos serán mejores y no elegirán caminos equivocados».

Por eso, aclaró, «este encuentro es un gran recurso para afrontar estos problemas».

Gutiérrez Fernández indicó que el evento está siendo ya una oportunidad de reflexión en diferentes diócesis «porque la gente se reúne en todas las naciones para hacer catequesis y prepararse también para hacer reflexionar a las mismas autoridades de las naciones sobre cómo dar peso a la familia».

El sacerdote aseguró que este encuentro dará su fruto, porque «México es una nación de grande tradición cristiana, con una gran fe, en la que hay tantos valores que se pueden compartir a toda la Iglesia. Especialmente los de la familia son muy fuertes».

El lugar de este congreso fue convocado por el papa Benedicto XVI durante la clausura del V Congreso Mundial de las Familias que tuvo lugar en Valencia – España en el año 2006.

Al finalizar el evento Su Santidad dará a conocer el lugar de la séptima versión de esta cumbre, que fue creada por Juan Pablo II en 1994, con motivo del Año Internacional de la Familia convocado por las Naciones Unidas.

Los siguientes encuentros se han celebrado en Río de Janeiro (1997), Roma (2000, año del gran Jubileo), Manila (2003) y Valencia (2006).

Por Carmen Elena Villa 

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación