Monseñor Carlos Osoro, arzobispo de Valencia

El hasta ahora arzobispo de Oviedo sustituye al cardenal García Gasco

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, jueves 8 de enero de 2009 (ZENIT.org).- El papa Benedicto XVI ha nombrado al hasta ahora arzobispo de Oviedo, monseñor Carlos Osoro, de 63 años, nuevo arzobispo de Valencia, en sustitución del cardenal Agustín García-Gasco, según informa este jueves la Oficina de Información de la Santa Sede.

Igualmente, el cardenal ha sido designado por el Papa administrador apostólico de la archidiócesis de Valencia, hasta la toma de posesión de monseñor Osoro, que, de acuerdo con la Santa Sede y la Nunciatura Apostólica en España, tendrá lugar, previsiblemente, el próximo 18 de abril, sábado, según informa la agencia de la archidiócesis valenciana AVAN.

El ya arzobispo emérito de Valencia presentó el 12 de febrero de 2006 su renuncia al Papa al cumplir entonces los 75 años de edad, de acuerdo con lo establecido en el canon 401 párrafo 1 del Código de Derecho Canónico.

Monseñor Carlos Osoro

Monseñor Osoro nace el 16 de mayo de 1945 en Castañeda (Cantabria). Tras cursar estudios de magisterio, pedagogía, matemáticas y obtener también el título de instructor elemental de Educación Física, finaliza la carrera de magisterio y ejerce la docencia en Santander en el Colegio La Salle.

Ingresa en el Seminario para Vocaciones tardías «Colegio Mayor El Salvador» en Salamanca y, tras realizar los estudios eclesiásticos, es ordenado sacerdote en Santander el 29 de julio de 1973.

Su primer destino fue la parroquia de la Asunción de Torrelavega (Cantabria), formando parte del equipo sacerdotal, y trabajando preferentemente en el campo de la pastoral juvenil. Es profesor de Instituto, director de la «Casa de los muchachos».

Fue profesor de la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado «Sagrados Corazones», dependiente de la Iglesia y adscrita a la Universidad de Cantabria.

En 1975 es nombrado Secretario General de Pastoral de la Diócesis, Delegado de Apostolado Seglar, Delegado Episcopal de Seminarios y Pastoral Vocacional y Vicario General de Pastoral.

En 1976 se unifican la Vicaría General de Pastoral y la Administrativo-jurídica y es nombrado vicario general de la diócesis de Santander, cargo en el que permanece hasta 1994.

En 1993 es nombrado Canónigo de la Santa Iglesia Catedral Basílica de Santander. En 1994 el Cabildo de la Catedral lo elige presidente. En el mismo año es nombrado rector del Seminario santanderino de Monte Corbán, donde inicia la reapertura del mismo y su consolidación, cargo en el que permaneció hasta 1997.

En 1996 es nombrado Director del centro Asociado del Instituto Internacional de Teología a Distancia y Director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas «San Agustín», dependiente del Instituto Internacional y de la Universidad Pontificia de Comillas.

El papa Juan Pablo II le nombra obispo de Orense el 22 de febrero de 1997 y arzobispo de Oviedo el 7 de enero de 2002.

Es miembro del Comité ejecutivo de la Conferencia Episcopal para el trienio 2005-2008

Cardenal García-Gasco

El cardenal García-Gasco, nacido el 12 de febrero de 1931, fue nombrado arzobispo de Valencia por Juan Pablo II en 1992. En la Santa Sede es miembro del Pontificio Consejo para la Familia y de la Congregación del Culto Divino.

Organizó la acogida del V Encuentro Mundial de las Familias, que Benedicto XVI presidió en Valencia entre el 8 y 9 de julio de 2006, con la participación de más de un millón y medio de personas.

Fue creado cardenal por el Papa en noviembre de 2007.

El Ayuntamiento de Valencia le nombró Hijo Adoptivo de la Ciudad en octubre de 2008 y, el mismo mes, la Generalitat Valenciana le concedió la Gran Cruz de la Orden de Jaume I el Conqueridor.

Al hacerse la noticia de su nombramiento, monseñor Osoro ha enviado una carta a los fieles de la archidiócesis de Valencia que concluye con esta petición: «Pedid todos al Señor que con su gracia, sepa vivir entre vosotros los rasgos propios del Buen Pastor».

En particular, «caridad hasta el extremo, conocimiento de las personas que se me encarga, solicitud por todos, misericordia para con los más pobres, estar siempre disponible, cercano y en búsqueda de todos los hombres con la bondad del Buen Pastor».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación