Se construye una nueva catedral en Kosovo, signo de armonía religiosa

Print Friendly, PDF & Email

El obispo espera que sea un “signo de reconciliación” entre católicos, ortodoxos y musulmanes

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

KÖNIGSTEIN, viernes 6 de marzo de 2009 (ZENIT.org).- La nueva catedral que pronto será construida en Kosovo supondrá «un nuevo inicio» para la armonía religiosa» en esta región tan conflictiva. Así lo auguró el obispo de la zona, monseñor Gjergji, en una entrevista concedida a la organización Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), que participa en el proyecto.

Monseñor Gjergji, cuya diócesis incluye Prizen y todo el Kosovo, explica que la catedral, que será construida en la capital kosovar, Pristina, representa «una contribución práctica a la reconciliación» entre católicos, ortodoxos y musulmanes.

El templo tendrá un centro pastoral y cultural de 6.200 metros cuadrados en la parte de la cripta, y un complejo multifincional cercano que podrá ser usado por todos los grupos religiosos.

«En el futuro habrá espacio para todos, cristianos o musulmanes, católicos u ortodoxos», afirmó el prelado.

Monseñor Gjergji agradeció a AIN su apoyo a este proyecto, que supone un paso adelante en la reconciliación religiosa y cultural en la zona, y al que la organización ha aportado 400.000 euros.

Actualmente, reconoció el prelado, la Iglesia está atrayendo más la atención, sobre todo por parte de los jóvenes. «Muchos vienen a nosotros, principalmente jóvenes kosovares, tanto musulmanes ocmo cristianos. Queremos poder ayudarles y darles una respuesta», explica.

El obispo no considera contradictorio construir una iglesia en la capital de un país en el que el 95% de la población es musulmana, y en la que los católicos son apenas 65.000. «Para muchos es un símbolo de un nuevo comienzo y de una nueva esperanza, tanto para los cristianos como para los musulmanes», comentó.

El proyecto ha sido apoyado por miembros influyentes de todas las confesiones religiosas desde que fue propuesto. El mismo primer Presidente kosovar, Ibrahim Rugova, musulmán, ha utilizado su propia influencia personal para asegurar que los católicos pudieran construir una iglesia en el centro de Pristina.

La primera fase de la construcción de la catedral, que comprende los cimientos y la cripta, ya ha terminado, y se está empezando a trabajar en el resto del edificio.

Iniciada por el anterior obispo, monseñor Marco Sopi, la Concatedral, que se dedicará a la Madre Teresa de Calcuta debería terminarse en el año 2010, a tiempo para el centenario del nacimiento de la religiosa, que era originaria de esta zona.

Kosovo, teatro secular de enfrentamientos entre los otomanos musulmanes y los serbios cristianos, fue testigo de un conflicto étnico entre serbios y albaneses a finales de los años 90. Tras intensas negociaciones, se declaró independiente de Serbia el año pasado.

Diez años después de la guerra, el 50% de la población está en el paro y siguen faltando infraestructuras. Más de la mitad de los habitantes tiene menos de 25 años.

«La gente aquí ha atravesado y soportado tiempos duros – confiesa monseñor Gjergji -. Ahora buscan a Dios». 


Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }