El Papa condena el atentado contra la catedral de Cotabato (Filipinas)

CIUDAD DEL VATICANO, domingo 5 de julio de 2009 (ZENIT.org).- Este domingo, tras concluir el rezo del Ángelus, el Papa ha condenado duramente el atentado en la catedral de la Inmaculada Concepción en la ciudad de Cotabato, en el sur de las Filipinas, que ha causado 6 muertos y más de 40 heridos.

“Expreso -afirmó el Papa- mi más profunda deploración por el atentado llevado a cabo esta mañana en Cotabato, en Filipinas, donde la explosión de una bomba ante la catedral, durante la celebración de la Misa dominical ha causado algunos muertos y numerosos heridos, entre los que hay mujeres y niños”.

“Mientras rezo a Dios por las víctimas del innoble gesto -añadió-, elevo mi voz para condenar una vez más el recurso a la violencia, que nunca constituye una vía digna para solucionar los problemas existentes”.

La bomba, colocada junto a un almacén fuera de la catedral, explotó durante la Misa celebrada por monseñor Orlando Quevedo, arzobispo de Cotabato.

Según las primeras informaciones, se presume que la responsabilidad del ataque deba atribuirse a los rebeldes del Frente Moro de Liberación Islámica (MILF), aunque algunos de sus líderes de este grupo extremista niegan toda responsabilidad.

En una entrevista concedida a Radio Vaticano, el rector de la catedral de la Inmaculada Concepción, padre Edwin de Gracia, afirmó que “los datos más evidentes muestran que esto forma parte de la actividad terrorista de algun grupo extremista como Al Qaeda, porque la semana pasada, antes de que esto sucediera, explotó una bomba a 300 metros de la iglesia”.

Share this Entry
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")