Justicia y Paz de Argentina celebra la llamada al dialogo del Gobierno

Propone diez condiciones para optimizar esta tarea

Share this Entry

BUENOS AIRES, viernes, 17 julio 2009 (ZENIT.org).- La Comisión Nacional de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Argentina ha hecho público este 15 de julio un comunicado en el que celebra la llamada al diálogo de la presidenta Cristina Fernández, y alienta a todos los sectores que componen la sociedad a constituir este ámbito de encuentro con responsabilidad ciudadana y compromiso social.
 
En su comunicado, firmado por su presidente Eduardo Serantes, Justicia y Paz reconoce «la vital importancia de convocar específicamente a este espacio de diálogo a los legítimos representantes de sectores empresariales, sindicales, agropecuarios, y de la sociedad civil, a fin de que en conjunto presenten propuestas concretas que enriquezcan la labor de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial».
 
Expresa su «firme certeza sobre de la necesidad de realizar aportes a esta convocatoria» por lo que manifiesta su deseo de «compartir su convicción sobre algunas condiciones que permitirán optimizar esta tarea». Por ello, aporta diez condiciones:
 
1. Aceptar el valor social del diálogo como forma concreta para construir juntos una patria de hermanos en la búsqueda de la verdad, la libertad y la paz en la solidaridad.

2. Intensificar y defender la democracia representativa y participativa como el único camino hacia el afianzamiento de nuestra nación y a la participación civil y ciudadana como la mejor forma de aportar a esa democracia.

3. Incrementar los caminos de encuentro, colaboración y participación entre las organizaciones de la sociedad civil, las estructuras políticas y las legislativas.

4. Acentuar el respeto por la dignidad de la persona humana y la búsqueda del bien común como fundamento básico de la autoridad en que se inspira la acción de los gobiernos nacional, provincial y municipal.

5. Orientar los mayores esfuerzos de manera sistemática hacia la búsqueda de la inclusión social de todos los que habitan en nuestro país.

6. Realizar el diálogo en un clima de honestidad, respeto, transparencia y confianza mutua.

7. Buscar particularmente las coincidencias más que la acentuación de diferencias o la defensa de las prioridades sectoriales o corporativas.

8. Reconocer la diversidad de opiniones y de opciones, en el conocimiento y respeto por la visión del otro, para remediar los problemas locales, regionales y nacionales.

9. Renunciar a cualquier tipo de violencia moral, intelectual o física para la solución de los conflictos sociales que se identifiquen.

10. Generar el contexto adecuado que posibilite encontrar consensos para políticas públicas en las áreas de Educación, Salud, Justicia y Seguridad ciudadana, Política Social, Reforma política y del estado, Medio ambiente, Organización económica e integración regional y mundial, Trabajo/empleo decente, Tierra, Infraestructura y hábitat y Libertad y responsabilidad ciudadana, particularmente aquellas que permitan avanzar hacia un país que nos incluya a todos.
 
El comunicado de Justicia y Paz concluye expresando su voluntad de «comprometer sus mejores esfuerzos para el logro de un diálogo constructivo y superador y compartir todos los trabajos que bajo el nombre ‘De habitantes a ciudadanos’, la Comisión Nacional de Justicia y Paz ha venido realizando durante los últimos años para proyectar acuerdos hacia el Bicentenario que permitan construir juntos una Argentina sin excluidos».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")