La Iglesia en Bolivia condena el atentado contra el prefecto de Potosí

«La violencia jamás constituye una respuesta justa»

Share this Entry

LA PAZ, martes, 28 julio 2009 (ZENIT.org).- En un comunicado emitido por su Oficina de Prensa, la Conferencia Episcopal de Bolivia condena el atentado contra la vivienda del prefecto de Potosí y toda violencia.
 
La Oficina de Prensa de la Conferencia Episcopal Boliviana, se lee en el comunicado, «condena vehementemente el atentado con explosivos que se registró la madrugada del 24 de julio y sufrió la vivienda del prefecto potosino, Mario Virreira».
 
«La Iglesia católica –añade– rechaza la violencia, venga de donde venga, por considerarla intrínsecamente perversa y porque debilita las bases democráticas de nuestra sociedad».
 
El comunicado recuerda que «la Doctrina Social de la Iglesia Católica afirma que la ‘violencia jamás constituye una respuesta justa… La violencia destruye lo que pretende defender: la dignidad, la vida, la libertad del ser humano'».
 
La Oficina de Prensa concluye su comunicado haciendo «llegar su voz de solidaridad al prefecto potosino y a su familia» y animando «a las autoridades del ministerio público a extremar sus esfuerzos para esclarecer este hecho, a fin de que los responsables sean sancionados y, sobre todo, para que este tipo de actos no queden en la impunidad y el olvido».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")