El Papa, feliz en Castel Gandolfo

Bendice a los fieles congregados en la plaza frente al Palacio pontificio 

Share this Entry

CASTEL GANDOLFO, viernes 31 de julio de 2009 (ZENIT.org).- «Estoy feliz de estar en Castel Gandolfo, en esta bella ciudad, y espero estar con vosotros algunas semanas», afirmó Benedicto XVI este miércoles por la tarde al llegar a su residencia veraniega a orillas del Lago Albano. 

Allí le acogieron el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone; el presidente y el secretario general de Gobernación de la Ciudad del Vaticano, el cardenal Giovanni Lajolo y el arzobispo Carlo Maria Viganò respectivamente, y el vicario general de la diócesis de Roma, cardenal Agostino Vallini. 

También el obispo de Albano, monseñor Marcello Semeraro; y el obispo Giorgio Corbellini, recientemente elegido para presidir la Oficina del Trabajo de la Sede Apostólica, así como el párroco y el alcalde de Castel Gandolfo y los directores de la Villa pontificia y del Observatorio Astronómico Vaticano, según la edición en lengua italiana de este viernes de L’Osservatore Romano

Benedicto XVI les saludó y les dio las gracias entre aplausos. También les dijo que había pasado unos «días bellísimos» en el Valle de Aosta, «a pesar de mi pequeño infortunio», en referencia a la fractura de su muñeca derecha. 

Deseó a todos un tiempo bello y bueno, también de descanso y vacaciones, en la medida de lo posible, informó Radio Vaticano.  

Después, se asomó a la ventana del Palacio pontificio para bendecir a los numerosos fieles y habitantes de la pequeña localidad cercana a Roma congregados en la plaza situada enfrente.  

El Santo Padre llegó en coche, desde el aeropuerto de Roma-Ciampino, tras pasar dieciséis días de vacaciones en el Valle de Aosta. 

Desde la localidad de Les Combes, en los Alpes italianos, había viajado en helicóptero hasta el aeropuerto de Turín-Caselle, en el norte de Italia, y en avión hasta Ciampino. 

En el aeropuerto de Roma-Ciampino, fue acogido por el sustituto de la Secretaría de Estado, el arzobispo Fernando Filloni; el secretario para las Relaciones con los Estados, monseñor Dominique Mamberti; el nuncio apostólico en Italia, Giuseppe Bertello, y el ordinario militar para Italia, monseñor Vincenzo Pelvi. 

El gobierno italiano estaba representado por el subsecretario de presidencia del Consejo de Ministros, Gianni Letta. 

El Papa reanudará este sábado sus audiencias públicas en Castel Gandolfo, al recibir a unas 700 personas vinculadas con los Mundiales de natación de Roma, entre deportistas, técnicos y voluntarios. 

Al día siguiente, Benedicto XVI rezará el Ángelus desde la ventana de la plaza frente al palacio. 

El miércoles 5 de agosto, reanudará la audiencia general semanal con los fieles y peregrinos que deseen escuchar sus enseñanzas y recibir su bendición.

La residencia pontificia de Castel Gandolfo ha sido utilizada por los diversos Papas desde el siglo XVII, y es una de las propiedades extraterritoriales del Estado Ciudad del Vaticano desde los Pactos Lateranenses de 1929.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación