Vietnam: polémico parque público sobre las ruinas de emblemática iglesia

Print Friendly, PDF & Email

La policía pegó y arrestó a unos católicos que la arreglaban para el culto 

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

DONG HOI, miércoles 26 de agosto de 2009 (ZENIT.org):- El gobierno de Vietnam decretó el uso de las ruinas de la iglesia de Tam Toa para un parque público el pasado 17 de agosto, a pesar de que los católicos de la diócesis de Vinh han defendido su uso como lugar de culto incluso ante ataques violentos de la policía. 

Las excavadoras municipales aplanaron el 20 de agosto los últimos restos del edificio sagrado, dejando en pie únicamente el campanario, informó la agencia AsiaNews

Sólo cinco días antes, en Xa Doi, 200.000 personas habían celebrado la Misa de la Asunción, y otras 500.000 la habían seguido a lo largo de la carretera por la que se accede, ya que la policía les impedía el paso. 

Durante la celebración, el obispo de Vinh, monseñor Pablo de María Cao Dinh Thuyen, de 83 años, lamentó la violencia de la policía contra los católicos. 

El pasado 20 de julio, católicos fueron robados, arrestados y apaleados por la policía por reclamar el retorno de la iglesia a los legítimos propietarios del terreno e intentar restaurar el templo. Dos sacerdotes tuvieron que ser trasladados al hospital. (Cf. Zenit 22 de julio de 2009). 

La iglesia de Tam Toa tiene un significado especial para los católicos de Vietnam. Su presencia está documentada desde el año 1631 y en el siglo XVII era la más grande de la región, con 1.200 fieles.  

El actual edificio se encuentra en un delicado escenario natural. El padre Claude Bonin lo construyó en 1887 en una colina sobre la orilla del río Nhat Le, buscando la accesibilidad para los católicos. 

Desde el final de la guerra, los católicos locales han celebrado Misa en el interior del recinto de la iglesia al aire libre o en sus hogares.  

El pasado 2 de febrero, el obispo, 14 sacerdotes y unos mil católicos celebraron la Eucaristía en la iglesia de Tam Toa a pesar de las amenazas de las autoridades.  

En 1997, el Gobierno declaró el lugar sitio histórico, sin la aprobación de la Iglesia local, como muestra de los crímenes de guerra llevados a cabo por los Estados Unidos.  

Ello implicaba que el recinto se convertía en propiedad pública, pero los fieles insisten en que pertenece a la Iglesia. 

Con el desarrollo económico y la construcción de la ciudad, Dong Hoy, la zona se ha convertido en la más cara del área, con construcciones exclusivas. 

El año pasado, las excavadoras ya aplanaron mucho terreno del entorno de Tam Toa y se construyeron muchos apartamentos de lujo, algunos de ellos para miembros del gobierno local. 

Algunos miembros del partido del gobierno pidieron que se decretara que las ruinas de esa iglesia sirvieran de mausoleo de la guerra, ya que el templo fue bombardeado por los americanos en los años 60. 

Después, solicitaron que se construyera un centro turístico y, finalmente, de momento, el gobierno ha decretado que se habilite un parque público en ese lugar, que ha ocupado la atención de algunos medios de comunicación internacionales. 

El decreto que determina el uso público de la iglesia de Tam Toa es parecido al que el gobierno vietnamita aprobó para los casos de la exnunciatura de Hanoi y la iglesia de Thai Ha.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }