La Iglesia en Brasil quiere despertar a los laicos

Aprobado el nuevo proyecto nacional de evangelización

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, viernes 4 de septiembre de 2009 (ZENIT.org).- «Despertar la vocación y la acción misionera de los bautizados», es el objetivo que se plantea el nuevo proyecto nacional de evangelización aprobado por el episcopado brasileño.

El presidente de la Conferencia Nacional de los Obispos del Brasil (CNBB), monseñor Geraldo Lyrio Rocha, arzobispo de Mariana, explicó en una entrevista concedida a L’Osservatore Romano esta iniciativa. El prelado se encuentra estos días en Roma para la visita «Ad Limina».

Se pretende con ella llevar a cabo las indicaciones de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, que tuvo lugar en mayo de 2007 en Aparecida, y que ha pedido el empeño de América Latina en una «misión continental».

El nuevo proyecto, titulado «Brasil en la Misión Continental», «invita a toda la Iglesia en Brasil a ponerse en permanente estado de misión» y «propone como objetivo general el de abrirse al impulso del Espíritu Santo e incentivar, en las comunidades y en cada bautizado, el proceso de conversión personal y pastoral al estado permanente de misión», afirma monseñor Rocha.

Con este fin, se han fijado numerosos objetivos: «ofrecer la gozosa experiencia del discipulado, en el encuentro con Cristo; promover la formación a todos los niveles en apoyo de la conversión personal y pastoral del discípulo misionero».

También quiere «reconsiderar las estructuras de la acción evangelizadora para intentar llegar a los católicos que se han alejado; favorecer el acceso de todos, empezando por los pobres, a la atrayente oferta de una vida digna en Cristo; profundizar en la misión como un servicio a la humanidad; discernos los signos del Espíritu Santo en las vidas de las personas y en la historia».

El sujeto de la misión, observa monseñor Rocha, es la Iglesia particular. Por este motivo, la CNBB propone cada diócesis que revise su plan pastoral para imprimirle un mayor impulso misionero.

El proyecto, constata el prelado, «no pretende solo realizar cosas nuevas o llevar a cabo nuevas iniciativas, sino imprimir un carácter misionero a las estructuras, organismos e iniciativas pastorales ya existentes».

Las comunidades pastorales, por tanto, deben ser «empujadas a aprovechar intensamente este tiempo de gracia que la Conferencia de Aparecida representa como nuevo Pentecostés para América Latina y el Caribe».

«El gran desafío es el de despertar la vocación y la acción misionera de los bautizados y salir al encuentro de las personas, de las familias y de las comunidades para comunicar y compartir el don del encuentro con Cristo», añade el arzobispo.

Como gestos concretos, entre otros, se sugieren «encuentros con personas procedentes de otros países que viven en Brasil; encuentros con los brasileños que viven en el extranjero y una mayor presencia entre ellos» y promover el envío misionero «ad gentes».

También se pretende «intensificar la formación de nuevos misioneros, promover los ministerios de la acogida y de la visitación; incentivar la producción de programas radiofónicos y televisivos sobre Brasil y la misión continental», y «divulgar experiencias misioneras significativas que actualmente se están realizando en diversas regiones de Brasil».

Año catequético y sacerdotal

El presidente de los obispos brasileños recordó también que Brasil ha proclamado el 2009 como Año Catequético Nacional, con el tema «La Catequesis, camino para el discipulado», iniciativa que «tiende a consolidar el camino de una catequesis renovada y ofrecer luces para los nuevos desafíos que la realidad presenta».

El objetivo general de este año, afirma, es «dar un nuevo impulso a la catequesis como servicio eclesial y como camino para el discipulado», y se inserta «en el proceso de recepción de Aparecida, en las nuevas directrices evangelizadoras y en otros eventos eclesiales, como el Sínodo sobre la Palabra».

Respecto al Año Sacerdotal inaugurado por el Papa el pasado 19 de junio, monseñor Rocha subraya que la última asamblea general de la CNBB puso el acento sobre la importancia del «cuidado de la formación de los presbíteros».

Entre las iniciativas de este Año -congresos, encuentros de estudios, participación en actos nacionales e internacionales-, el prelado señaló especialmente dos: el Congreso Eucarístico Nacional que se celebrará en mayo de 2010, y el congreso regional sacerdotal.

«Hemos exhortado a inaugurar la pastoral presbiteral allí donde aún no existe – concluye -. Estamos convencidos de que es una ocasión de renovación que no debemos dejar escapar».

Los obispos brasileños llegarán a Roma para la visita Ad Limina en 13 grupos,ya que la CNBB constituye hoy el episcopado más grande del mundo, con más de 400 obispos para 272 circunscripciones eclesiásticas.

Brasil tiene 170 millones de habitantes, de los que el 74% son católicos.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")