Cuba celebra la fiesta de la Virgen de la Caridad del Cobre

Print Friendly, PDF & Email

La patrona de la Isla que se apareció a dos indígenas y un esclavo.

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

SANTIAGO DE CUBA, martes 8 de septiembre de 2009 (ZENIT.org).- Con una peregrinación que concluyó en la madrugada de este martes, cientos fe fieles cubanos abrieron la celebración de la fiesta de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de la isla, cuando se prepara el cuarto centenario de su hallazgo.

«Han llegado ofreciendo su esfuerzo, la algarabía se escucha en todo el Santuario Nacional, la alegría es inmensa, nos dicen que han encontrado un santuario repleto de personas», señala la información entregada en la página oficial de este santuario http://www.virgendelacaridaddelcobre.org, la cual está siendo actualizada cada 60 minutos para mantener informados a quienes siguen de manera virtual esta celebración.

«Los cubanos, de manera especial, echamos la casa por la ventana para sentirnos hermanos junto a la Virgen de la Caridad, nuestra madre y patrona. ¡Estamos de fiesta!», aseguran los organizadores de estas fiestas.

Misas, rosarios y peregrinaciones hacen parte de la programación oficial para celebrar a la patrona de esta isla.

A las 12 de la noche de hoy se celebró una eucaristía presidida por monseñor Dionisio García Ibáñez, Arzobispo de Santiago de Cuba.

El milagro

El santuario de la Caridad del Cobre, que permaneció abierto durante toda la noche, se encuentra a unos 16 kilómetros al oeste Santiago de Cuba, en un lugar llamado Villa de El Cobre, fundado en 1598.

Según la tradición, en el año de 1628, dos indígenas acompañados por un pequeño esclavo de 10 años de edad salieron de Barajagua a la bahía de Nipe a buscar sal. Pero al llegar a aquel lugar se dieron cuenta que era imposible hacer esta recolecta debido a que el mar estaba muy agitado.

 

Buscaron refugio y después de tres días pudieron embarcarse en una canoa y dirigirse a las salinas de la costa. A los pocos minutos vieron sobre las olas un objeto blanco que flotaba.

Descubrieron así que se trataba una imagen de la Virgen María colocada sobre una tabla, la cual tenía una inscripción que decía: «Yo soy la Virgen de la Caridad».

Llevaron esta imagen en la canoa y luego de recoger la sal, volvieron a Barajagua donde ya había llegado la noticia del hallazgo. Así trasladaron la virgen al altar mayor de la iglesia parroquial.

La imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre es pequeña y su rostro es redondo. En el brazo izquierdo sostiene al Niño Jesús quien en una mano tiene un globo terráqueo. El 10 de mayo de 1916, el Papa Benedicto XV, la proclamó Patrona de la isla. 

«Ella, además de tenerla en nuestro corazón, de tener una imagen suya en casi todos nuestros hogares, ha formado parte de nuestra historia, pues los cubanos se sintieron acompañados por ella en medio de las luchas por la independencia. De tal manera que más de dos mil veteranos pidieron que fuera declarada oficialmente patrona de Cuba, hecho que ocurrió en el año 1916», aseguró monseñor García Ibáñez durante las vísperas de esta celebración.

«Acompañar a la virgen de la Caridad en el recorrido por nuestra ciudad», dijo el arzobispo de Santiago de Cuba, «significa que queremos que ella nos acompañe en nuestra vida diaria, que nos ilumine, que penetre en nuestros hogares, que en los momentos alegres y tristes y hasta en la hora de nuestra muerte ella esté al lado nuestro, dándonos la gracia y la fortaleza que sólo Dios puede concedernos».

Las fiestas patronales culminarán con una procesión que comenzará a las 8 de la noche que saldrá desde la capilla del arzobispado. Desde allí irá hasta la catedral donde hará la entrada solemne. El santuario permanecerá abierto hasta la media noche de este martes.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }