Asamblea de la República Dominicana reitera su oposición al aborto

Print Friendly, PDF & Email

El derecho a la vida es inviolable

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

SANTO DOMINGO, lunes, 21 septiembre 2009 (ZENIT.org).- .- La Asamblea Nacional Revisora de la Constitución de la República Dominicana asentó el pasado 17 de septiembre el principio de que el derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte.
 
Los asambleistas dominicanos aprobaron en segunda lectura el polémico artículo 30 del proyecto enviado por el Poder Ejecutivo, pero que en la verificación fue reubicado como el número 38.
 
La votación final de los diputados y senadores que conforman la Asamblea fue 128 a favor y 34 en contra, para totalizar 162, y sólo se necesitaban 128.
 
La propuesta aprobada dice: «El derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte. No podrá establecerse, pronunciarse, en ningún caso la pena de muerte».
 
La aprobación se produjo en medio de intensos debates que incluyeron 19 exposiciones de una y otra posición en que este tema dividió a los asambleístas.
 
Algunos de esos planteamientos fueron sometidos a votación y rechazados por la mayoría, como el propuesto por el vicepresidente de la Asamblea Julio César Valentín, para que se acoja el artículo cuatro de la Convención Interamericana de los Derechos Humanos, que dice lo siguiente: «El derecho a la vida es inviolable, en general, desde la concepción hasta la muerte. No podrá establecerse, pronunciarse ni aplicarse, en ningún caso, la pena de muerte». Ese artículo también había sido rechazado en primera lectura.
 
La Iglesia católica, ya con anterioridad, en abril pasado, a propósito de la primera votación de este artículo, a través del cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez dejó muy clara su posición. «El pueblo dominicano está atento a las decisiones de los legisladores y se fijará en las votaciones, quién está en favor de la vida y quién en favor de la muerte», expresó el cardenal.
 
El cardenal habló en la vigilia que realizó la Iglesia en la catedral de Santo Domingo pronunciándose a favor de la vida y de que el artículo 30 del actual proyecto de reforma se dejara tal y como había sido aprobado en la primera lectura.
 
La Iglesia católica ha señalado que se mantendrá vigilante para el cumplimiento de la prohibición de todas las formas de aborto y exhortó a las familias a tomar igual actitud en vista de que en el país las normas y leyes son fácilmente violadas.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }