La comunidad dominicana en Roma celebró a la Virgen de Altagracia

Print Friendly, PDF & Email

Misa presidida por monseñor Ladaria en honor de su patrona

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

ROMA, lunes, 25 enero 2010 (ZENIT.org).- La comunidad dominicana en Roma celebró este domingo con una Misa, presidida por monseñor Luis Ladaria, el día del la Virgen de la Altagracia, protectora de la República Dominicana.

La comunidad dominicana residente en Roma, como cada año, se reunió este domingo 24 de enero para celebrar la Fiesta de la Protectora del pueblo dominicano: la Virgen de la Altagracia. Dicha celebración se realizó en torno a la capilla dedicada en su honor en la Basílica San Giovanni Battista dei Fiorentini, Roma, informa a ZENIT el padre Isaac García de la Cruz, sacerdote de la República Dominicana que celebra para la comunidad dominicana residente en Roma.

Una concurrida participación de dominicanos, colombianos, italianos, españoles y argentinos se dieron cita para esta solemne Eucaristía que presidió monseñor Luis F. Ladaria, sj, secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

La Eucaristía comenzó a las 12 del mediodía con la bienvenida del párroco monseñor Luigi Veturi. Monseñor Ladaria en una cercana y bonita homilía, muy adaptada al pueblo dominicano, habló a los participantes del título de la Altagracia, como la que obtuvo la más alta gracia por haberle dicho sí incondicionalmente al proyecto de Dios.

La Misa “fue una excelente ocasión para orar por el pueblo de Haití, para que el Señor ayude a nuestro hermano pueblo a levantarse de este doloroso momento histórico que vive y que ha unido a todos los cristianos y al mundo”, informa el padre Isaac.

La celebración además de la gran cantidad de dominicanos presentes contó con la asistencia de los embajadores ante Italia, Vinicio Tobal, y ante la Santa Sede,
Víctor Grimaldi.

La Misa fue concelebrada por monseñor Francisco Forján, oficial de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, quien sigue los asuntos de República Dominicana; el padre José Adolfo González, sj, rector del Pontificio Colegio Pío Latino Americano; el padre  Humberto González, oficial de la Pontificia Comisión para América Latina; el padre David García, de Honduras; el padre Wilson Cobaleda, de Colombia; y los sacerdotes dominicanos Eugenio Rivas, sj, prefecto de Estudios del Pontificio Colegio Pío Latino Americano; Rainer Vásquez, Enriquillo Núñez e Isaac García, estudiantes en Roma.

Al final de la Misa, se dio lectura al mensaje de monseñor Gregorio Nicanor Peña, obispo de Higüey, que dirigió a toda la comunidad en Roma, invitando a la oración y a la unidad en tierras extranjeras, para honrar el buen nombre de todos los hijos de Quisqueya (nombre aborigen del país caribeño).

Finalmente, todos los presentes se dirigieron a la Capilla donde se encuentra la Imagen de la Virgen de la Altagracia y con una oración de consagración veneraron a la Madre Espiritual de todos los dominicanos, seguido de cantos y aplausos llenos de alegría.

La celebración concluyó con un gran almuerzo ofrecido por la comunidad dominicana a todos los presentes.
 


Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }