Cuba: La Iglesia publica los nombres de los cinco presos que serán liberados

También identifica a los seis que serán trasladados a sus provincias

Share this Entry

LA HABANA, viernes, 9 julio 2010 (ZENIT.org).- Tal como había anunciado, este jueves la Iglesia en Cuba hizo públicos los nombres de los cinco presos políticos que serán liberados y los de otros seis que serán trasladados a sus provincias de residencia. Los liberados podrán viajar a España si ese es su deseo.

Por su parte, el disidente Guillermo Fariñas anunció este jueves su abandono de la huelga de hambre. Estas liberaciones y traslados son fruto del diálogo iniciado entre la Iglesia y el Gobierno cubano. 
  
En la nota del Arzobispado de La Habana, firmada por su portavoz Orlando Márquez Hidalgo este jueves, se dice lo siguiente: «Como adelantamos en la nota de ayer, cinco (5) prisioneros podrán salir rumbo a España en los próximos días». 
  
Y enumera los nombres de los cinco prisioneros que serán liberados: Antonio Villarreal Acosta, Lester González Pentón, Luis Milán Fernández, José Luis García Paneque y Pablo Pacheco Ávila. 
  
En otra nota, también firmada por el portavoz, se dice: «El cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana, ha sido informado por las autoridades que en las próximas horas serán trasladados seis (6) prisioneros hacia sus provincias de residencia». 
  
Los nombres de los presos que serán trasladados son, según la nota: Nelson Molinet Espino, de Pinar del Río a Ciudad de La Habana; Claro Sánchez Altarriba, de Camagüey a Santiago de Cuba; José Daniel Ferrer García, de Las Tunas a Santiago de Cuba; Marcelo Manuel Cano Rodríguez, de Cienfuegos a Ciudad de La Habana; Ángel Juan Moya Acosta, de Ciudad de La Habana a Matanzas; y Luis Enrique Ferrer García, de Santiago de Cuba a Las Tunas. 
  
Por otra parte, el disidente cubano Guillermo Fariñas abandonó este jueves la huelga de hambre que había comenzado hace 135 días. Respondía así al anuncio del gobierno cubano de la liberación de 52 presos políticos. «Guillermo Fariñas pone fin a su huelga de hambre desde este momento», afirmó la disidente Gisela Delgado, después de visitar al periodista, de 48 años, que desde marzo se hallaba en el servicio de cuidados intensivos del hospital de Santa Clara. El disidente reconoció, en sus primeras declaraciones, que el gobierno «está concediendo más de lo que yo le estaba solicitando». 
  
Las familias de los cinco presos políticos cubanos que serán liberados celebraron este jueves la noticia, comunicada a los propios reos por el arzobispo de La Habana, Jaime Ortega, uno de los participantes en la reunión celebrada este miércoles, junto al presidente de Cuba, Raúl Castro, y el ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos. 
  
La madre de José Luis García Paneque, uno de los presos que serán trasladados a España, se mostró «muy alegre», pero a la vez «muy nerviosa», por la noticia de que su hijo era uno de los beneficiados por la medida. 
  
Moralita Paneque explicó a Europa Press que su hijo se enteró de la noticia en la cárcel de Las Dunas gracias a una llamada de las autoridades eclesiásticas. Acto seguido, el propio García se puso en contacto con su familia, que reconoció que el disidente, de 41 años, «ha estado enfermo» en los últimos años. 
  
Por su parte, la madre del reo Lester González, Mireya Pentón, también transmitió la felicidad de toda la familia del preso, de 30 años, por la ansiada liberación. Pentón, «muy nerviosa», señaló que fue su propio hijo quien les informó de la noticia, si bien apuntó que no conoce detalles de cómo se producirá la salida de su hijo. 
  
«No he querido ni salir de mi casa», afirmó Pentón, a la espera de que alguna autoridad les comunique cuándo podrá salir el disidente hacia España. No obstante, anunció que su intención es que parte de la familia viajará con Lester González, entre ellos sus padres, esposa e hijas. 
  
Por su parte, el preso político Pablo Pacheco Ávila confirmó este jueves a Europa Press que las autoridades cubanas le habían notificado que «próximamente» viajará a España con su familia y aclaró que en ningún momento ha sido «forzado» por el régimen castrista para aceptar esta propuesta de abandonar la isla. 
  
El cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana,  llamó al disidente a la prisión provincial de Ciego de Ávila cerca de las 13.00 horas (19.00 horas en la España peninsular) para informarle de su liberación. «Eso me sorprendió», confesó el periodista independiente condenado en 2003 a 20 años de prisión. 
  
Tras esta conversación, las autoridades carcelarias aclararon a Pacheco Ávila que su decisión de viajar a España es voluntaria. «Ellos me dijeron: ‘Si tu quieres, no es una cosa obligatoria’, y yo acepté porque no me forzaron ni me obligaron a nada», indicó en breves declaraciones telefónicas. 
  
El disidente se enteró este jueves de la próxima excarcelación de los otros 51 presos de la llamada Primavera Negra, anunciada el miércoles por el arzobispado de La Habana. «Yo espero que todo esto sea el principio de la reconciliación de todos los cubanos», expresó emocionado. 
  
Por Nieves San Martín

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación