Paraguay: obispos invitan a orar por la salud del presidente

A Fernando Lugo le fue detectado recientemente un cáncer linfático

Share this Entry

ASUNCIÓN, lunes 16 de agosto de 2010 (ZENIT.org) Los obispos de Paraguay, en un comunicado de prensa aseguraron que “la salud y la vida son un don de Dios” e invitaron a “poner en el Señor la fe y la esperanza”.

Así lo manifestaron tras el regreso del presidente Fernando Lugo a su país, luego de haber comenzado en el hospital Siro Libanes de Sao Pablo (Brasil) con la quimioterapia contra el cáncer linfático que le fue detectado recientemente y cuya noticia se hizo pública el pasado 4 de agosto.

Según los pronósticos el presidente debe someterse a otras cinco sesiones, en la tercera de las cuales tendrá que regresar al hospital paulista para determinar si la enfermedad retrocedió.

A su regreso, el ex obispo aseguró que la enfermedad detectada en la ingle, el tórax y las vértebras «es controlable y reversible» y que completará su mandato hasta agosto de 2013.

Lugo cumplió ayer sus dos primeros años de mandato y estuvo acompañado los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y Uruguay, José Mujica. Ambos participaron además en el 473º aniversario de la fundación de Asunción.

“De frente a la enfermedad diagnosticada al presidente de la República”, dijeron los obispos “invitamos a todos los fieles católicos y a cada persona de buena voluntad a unirse en oración para que pueda recuperarse plenamente de su salud y para que en él se cumpla la voluntad de Dios”.

Fernando Lugo fue elegido presidente de Paraguay el 20 de abril de 2008. El mandatario, quien era obispo de la diócesis de San Pedro, solicitó a la Santa Sede la reducción al estado laical para presentar su candidatura a la presidencia de su país. El Vaticano realizó la suspensión a divinis y al asumir Lugo su mandato, declaró la incompatibilidad de su cargo como presidente con su condición eclesiástica.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación