Un otoño ocupado para Benedicto XVI

Viajes a España, Italia; Sínodo de Oriente Medio

Share this Entry

Por Edward Pentin

ROMA, lunes 23 de agosto de 2010 (ZENIT.org).- Varios acontecimientos históricos y notables esperan al Santo Padre y a los funcionarios del Vaticano después de las vacaciones de verano, conforme la Ciudad Eterna va volviendo a la vida.

Benedicto XVI se hospedará en su residencia veraniega de Castel Gandolfo, al menos hasta finales del mes que viene, pero antes de regresar a Roma, tiene tres compromisos importantes que cumplir.

El más significativo será su tan esperada visita a Gran Bretaña del 16 al 19 de septiembre, durante la cual viajará a Escocia e Inglaterra y beatificará al cardenal John Henry Newman. Además de una visita de Estado, el viaje apostólico también será de carácter pastoral y tendrá como objetivo animar a la Iglesia local y llegar a una sociedad antes cristiana, pero ahora cada vez más secularizada.

Pero antes de eso, el 5 de septiembre, Benedicto XVI pasará una mañana en Carpineto Romano, el lugar de nacimiento de Vincenzo Gioacchino Raffaele Luigi Pecci, quien se convirtió en el papa León XIII. El Papa viajará en helicóptero a la ciudad, a 30 millas de Roma, para conmemorar el bicentenario del nacimiento del papa León y celebrar una misa en la plaza del pueblo.

León XIII, que murió el 20 de julio de 1903, a los 93 años, ha sido el papa más anciano de todos y es quizás mejor conocido por haber escrito la primera gran encíclica social de la Iglesia, la Rerum Novarum. También trató de llegar al mundo científico, fundó centros de estudio teológico y bíblico, y abrió los archivos del Vaticano a los investigadores católicos y no católicos. También fue el primer pontífice en promover el diálogo ecuménico.

Una semana antes de visitar Carpineto Romano, Benedicto XVI continuará su tradición de la celebración de su anual Schülerkreis en Castel Gandolfo. El encuentro con antiguos alumnos del Papa, que se remonta a cuando era profesor de teología en Ratisbona (Alemania), se llevará a cabo del 27 al 29 de agosto, y este año se centrará en la hermenéutica del Concilio Vaticano II.

Se trata de un elemento clave en el discurso que dirigió Benedicto XVI a la Curia Romana, en diciembre de 2005, en el que destacó que los textos del Concilio no apuntan a una «hermenéutica de la discontinuidad y ruptura», sino más bien a una «hermenéutica de la reforma, de renovación en la continuidad”. La primera interpretación, dijo, «causó confusión» mientras que la segunda «silenciosa pero cada vez más visible, ha dado y está dando sus frutos».

El 28 de agosto se celebrará una discusión teológica durante todo el día sobre el tema, y este año monseñor Kurt Koch, recién elegido presidente del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos, va a tomar parte en ella, aunque no es un antiguo estudiante de Ratisbona. Entre los antiguos alumnos que asisten están el cardenal Christoph Schönborn, arzobispo de Viena, y monseñor Hans-Jochen Jaschke, obispo auxiliar de Hamburgo (Alemania). Un grupo especialmente interesado en los debates será la Sociedad de San Pío X, que se escindió de la Iglesia después del Concilio Vaticano II y que se encuentra actualmente en conversaciones con el Vaticano sobre la posible reconciliación con Roma (la Sociedad lamenta que ninguno de los involucrados en esas negociaciones tomará parte en la Schülerkreis de este año).

Monseñor Koch toma las riendas como presidente del Pontificio Consejo en septiembre, uniéndose a recién llegados a la Curia Romana, como el cardenal Marc Ouellet, el nuevo prefecto de la Congregación para los Obispos. El arzobispo Rino Fisichella, ex rector de la Pontificia Universidad Lateranense, también comenzará a trabajar en el nuevo Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, instituido por Benedicto XVI.

Juventud y familias en Palermo

El primer compromiso importante del Santo Padre después de regresar a Roma será 3 de octubre, cuando visite la capital siciliana de Palermo. Celebrará una misa al aire libre y dirigirá un discurso a las familias y los jóvenes – dos áreas de gran preocupación para la Conferencia Episcopal de Sicilia. En una reciente conferencia de prensa, monseñor Paolo Romeo, arzobispo de Palermo dijo: «Queremos presentar al Santo Padre y al mundo entero la verdadera cara de Sicilia, que no es precisamente la de la cuestión urgente de la basura, la Mafia y los problemas sociales, sino la de una historia que han marcado nuestros santos”. Juan Pablo II visitó la isla italiana en 1982 y 1995.

Una semana después, Benedicto XVI inaugurará el Sínodo especial de Obispos sobre el Oriente Medio, que tendrá lugar del 10 al 24 de octubre. La reunión se centrará en «la comunión y el testimonio» en esta región conflictiva donde los cristianos son cada vez menores en número. Cuando estuvo en Chipre en junio para presentar el documento de trabajo sobre esta reunión de tres semanas, Benedicto XVI dijo a los participantes que sería una ocasión «para poner de relieve el importante valor de la presencia y del testimonio cristiano en las tierras bíblicas, no sólo para la comunidad cristiana de todo el mundo, sino también para sus vecinos y conciudadanos”.

El sínodo reunirá a expertos en Oriente Medio de todo el mundo, incluyendo los cardenales Nasrallah Sfeir, patriarca maronita del Líbano, Emmanuel Delly, patriarca caldeo de Bagdad, y Leonardo Sandri, prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales. Aunque Juan Pablo II celebró un sínodo sobre el Líbano en 1995, esta será la primera vez que la Iglesia dedica una reunión para toda la región.

Luego, el mes siguiente, el Santo Padre se embarcará en su quinta visita fuera de Italia de este año: un viaje de dos días a España. El 6 de noviembre volará a Santiago de Compostela, destino de peregrinación durante la Edad Media, que hoy es cada vez más popular entre los creyentes y no creyentes. La tradición sostiene que los restos del apóstol Santiago el Mayor se encuentran enterrados allí, y el viaje del Papa coincide con el Año Santo Compostelano, que se celebra cada vez que la fiesta del Apóstol Santiago, 25 de julio, cae en domingo.

Al día siguiente, el Papa visitará también Barcelona, donde consagrará y proclamará como basílica una famosa iglesia de la ciudad, la Sagrada Familia, obra maestra inacabada del devoto arquitecto catalán Antoni Gaudí. El Santo Padre también cenará con los obispos y visitará una fundación para personas con discapacidad, antes de regresar a Roma por la noche.

El Gobierno de España es uno de los más secularistas de Europa, y desde que llegó al poder en 2004 ha aprobado una serie de leyes en oposición directa a la enseñanza católica. Como para demostrar su preocupación, esta será la segunda visita de Benedicto XVI a España: La primera vez que visitó el país fue en 2006 para el Encuentro Mundial de las Familias en Valencia, y regresará a España de nuevo el próximo mes de agosto para asistir a la JMJ en Madrid.

Estos son sólo los hechos más significativos para el Papa y el Vaticano que tendrán lugar este otoño, pero sin duda otros también encontrarán su sitio en el calendario del Papa y del Vaticano. Una de estas actividades podría ser el tercer consistorio de Benedicto XVI, aunque la mayoría de los observadores del Vaticano predicen que es más probable que tenga lugar el próximo año.

En la actualidad hay 107 cardenales menores de 80 con derecho a votar en el próximo cónclave, 13 por debajo del límite de 120 establecido por Pablo VI. Pero a principios de 2011, habrá por lo menos 19 vacantes más entre lo cardenales electores. A pesar de que han pasado ya casi tres años desde el último consistorio, el plazo está bien dentro de las normas (Juan Pablo II convocó un consis
torio con un promedio de cada tres años).

Entre los candidatos para recibir un capelo rojo están monseñor Raymond Burke, Prefecto de la Signatura Apostólica, monseñor Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, monseñor Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York, monseñor Malcolm Ranjith, arzobispo de Colombo (Sri Lanka), y monseñor Reinhard Marx, arzobispo de Munich (Alemania).

Tanto si tiene lugar el consistorio como si no, el Santo Padre y el Vaticano tienen por delante unos meses de otoño ocupados pero interesantes.

* * *

Edward Pentin es un escritor freelance afincado en Roma. Puede contactarse con él en epentin@zenit.org

[Traducción del original inglés por Inma Álvarez]

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación