El papa consagra esta semana a la oración, “acompañado” por Juan Pablo II

Ejercicios Espirituales junto a los colaboradores de la Curia Romana

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 13 de marzo de 2011 (ZENIT.org).- Benedicto XVI pidió este domingo oraciones para que Dios le ilumine a él y a sus colaboradores que consagrarán esta semana que comienza a la oración, en unos Ejercicios Espirituales inspirados por Juan Pablo II.

El pontífice suspenderá todas sus audiencias y otros encuentros para dedicarse hasta la mañana del sábado a meditaciones personales y comunitarias que tendrán por tema: «La luz de Cristo en el corazón de la Iglesia. Juan Pablo II y la teología de los santos».

Las meditaciones serán predicadas por el sacerdote francés, François-Marie Léthel (Parigi 1948), de la Orden de los Carmelitas Descalzos, profesor de la Facultad Pontificia Teresianum de Roma y secretario de la Academia Pontificia de Teología.

Al concluir el encuentro dominical con miles de peregrinos este domingo, Benedicto XVI les pidió «un recuerdo especial en la oración por mí y mis colaboradores de la Curia Romana, que esta noche comenzaremos la semana de Ejercicios Espirituales».

El padre Léthel explica que sus meditaciones las ha planteado, entre otras cosas, como «una preparación espiritual» de los participantes a la beatificación de Karol Wojtyla, el 1 de mayo.

«Desde hace muchos años estudio a los santos. Este tema de la santidad siempre ha estado en el centro de toda mi investigación teológica. Los santos son los grandes testigos de la santidad de la Iglesia y, por tanto, a través de su testimonio, su reflexión, su experiencia, resplandece la luz de Cristo. Juan Pablo II es el Papa de la santidad y su beatificación es el reconocimiento oficial de su santidad», ha explicado el carmelita a los micrófonos de Radio Vatciano. 

«Es el papa que ha proclamado a más santos y beatos. Es el pontífice que ha presentado a los santos no sólo como ejemplos de perfección cristiana, sino también como teólogos en el sentido más elevado, como quienes conocen a Dios. Les ha presentado como los que llevan al mundo de hoy esta luz de Cristo», añade.

Los Ejercicios Espirituales comenzaban este domingo, a las 6 de la tarde, con la exposición del Sacramento de la Eucaristía, las vísperas, la primera meditación, la adoración y la bendición eucarística.

En los siguientes días de la semana, los encuentros comunitarios de oración comenzarán a las 9 de la mañana, con la celebración de Laudes, seguida de una meditación del padre Léthel. A las 10.15, tras la Hora Tercia, tendrá lugar la segunda meditación del día. Tras la pausa con motivo de la comida, a las 5 de la tarde, comenzará la tercera meditación, seguida de las Vísperas, la adoración, y la bendición eucarística.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")