Millones de personas en todo el mundo subrayaron el Sí a la Vida

En España se consolida la celebración anual con amplia cobertura mediática

Share this Entry

MADRID, lunes 28 de marzo de 2011 (ZENIT.org).- El pasado fin de semana, en torno a la fecha de la encarnación de Jesús, 25 de marzo, se celebró con distintas iniciativas, como jornadas a favor de la vida, manifestaciones y la fiesta del Día del Niño por Nacer, instituida en algunos países americanos. En España fueron decenas de miles, en Perú, centenares de miles, en todo el mundo, millones.

En España, decenas de miles de personas se manifestaron a favor de la vida en actos realizados en 80 localidades españolas durante el fin de semana, con una buena repercusión social.

Hubo representantes de Francia, Polonia, Portugal y otros países en Madrid, manifestación que superó a las realizadas en Europa hasta ahora. En la marcha, se pidió a los gobernantes “la abolición de toda la legislación permisiva del aborto y el rechazo a aquellas iniciativas que facilitan la eutanasia y la manipulación de embriones”.

A los medios de comunicación les solicitaron “difundir una imagen positiva de la maternidad y del embarazo”, e instaron a “todas y cada una de las fuerzas políticas asumir a un compromiso con la vida” en su programa electoral.

Reclamaron políticas de apoyo a la maternidad y de ayuda a las mujeres embarazadas por parte de los poderes públicos, defendieron “el derecho de objeción de conciencia para aquellos profesionales contrarios al aborto y la eutanasia” y exigieron “una protección especial para los discapacitados, los mayores y los enfermos”.

Por último, se expresó respaldo a las fuerzas de seguridad que combaten “el terrorismo, los crímenes de sangre y los malos tratos”.

La marcha partió de la madrileña plaza de Cibeles y concluyó en la Puerta del Sol, donde se instaló un escenario, pantallas de televisión y sistemas de megafonía con música para acoger testimonios y amenizar el acto.

La doctora Gador Joya, portavoz de Derecho a Vivir, señaló que “las leyes se aprueban y las leyes injustas se derogan”, acompañada de multitud de aplausos. “Todos los españoles sabemos que leyes que contemplan el aborto como un derecho son injustas e inconstitucionales, y pueden y deben ser derogadas democráticamente”, agregó.

La secretaria general de Red Madre Carmina Valdés denunció que “sólo los empresarios del aborto ganan dinero con la muerte de los seres más indefensos y la muerte en vida de sus madres”.

La portavoz de Fundación Madrina Yolanda Melul pidió un “gran pacto social a favor de la maternidad”, y una ley integral que “garantice” los derechos de vivienda, alimentación, educación, trabajo y “vínculo de apego seguro madre-hijo”, además de un ‘salario base maternal’, que “reconozca el trabajo y riqueza de la mujer madre y del padre en la educación en el cuidado de los hijos”.

La presidenta de la Federación de Asociaciones Provida Alicia Latorre subrayó que estas manifestaciones anuales se van a “grabar a fuego en las agendas”. “En España las asociaciones provida llevamos muchos años trabajando duro defendiendo de mil maneras, en público y en privado, la vida humana. Cada día son más los frentes abiertos y cada día estamos más convencidos de que esta causa merece la pena y que el mal sólo se vence con el bien y con el esfuerzo y la unión de todos”.

En Barcelona, el 26 de marzo se celebró la concentración de la Plataforma Cataluña Vida Sí bajo el lema “Sí a la Vida”. A la concentración de Barcelona se sumaron, entre otras, Derecho a Vivir (DAV), Foro Catalán de la Familia, Árbol de la Vida, Hazte Oír Cataluña (HO), Cruz de San Andrés, Foro Arbil, Fundación Persona, Convivencia Cívica Catalana, Instituto de Política Familiar de Cataluña (IPF) o Profesionales por la Ética de Cataluña (PPE).

El acto se celebró en la avenida de Gaudí y asistió más de un millar de personas que llevaban numerosas pancartas, carteles y globos. Fue presentado por Tania Fernández, Jordi Cabanes y Jaume Subirana. Varias mujeres aportaron su testimonio a favor de la vida. Actuó el grupo musical 100 Elephants y Titelles Solidàries realizó una representación para los niños presentes.

Tania Fernández, de Derecho a Vivir, recordó que el 25 de marzo es el Día Internacional de la Vida, destacando que el aborto es también “violencia contra las mujeres embarazadas y las niñas que representan más de la mitad de abortos que se producen”.

Citicó que el Gobierno apoye el aborto y reclamó más medidas para conciliar la vida laboral y familiar. Recordó que muchas trabajadoras son despedidas o sufren acoso laboral a causa de su embarazo.

Jaume Subirana, de Hazte Oír Cataluña, manifestó que su presencia y la de todos los presentes es la voz de los catalanes y los españoles que están a favor de la vida. “No queremos más muertes por aborto –dijo- queremos dejar claro que no actuamos representando a ningún partido político ya que la vida está por encima de cualquier ideología política”. El representante de HO también ha denunciado el constante incremento del aborto que es la principal causa de muerte en Cataluña y España.

Jorge Buxadé, presidente del Foro Catalán de la Familia, afirmó que una sociedad fuerte, sana, orgullosa de sí misma, que mira hacia el futuro con esperanza y con ilusión, no puede desangrarse de esta forma.

“El aborto no es sólo un crimen horrible y una lacra social. Podemos buscar miles de expresiones y ninguna alcanzará a significar su auténtico sentido. El aborto es sobre todo un fracaso: un fracaso personal, familiar y comunitario; por eso, estamos aquí. Para cantar a la vida, para llamar a la vida, para sofocar la muerte con vida, para ayudar a superar este fracaso, nosotros dejaremos el alma, que es la vida”, declaró Buxadé.

Varias mujeres leyeron el manifiesto unitario que se leyó también en otras ciudades de España.

Pilar Suárez, portavoz de la plataforma, cerró el acto comunicando que se adherían a la Misa por la Vida convocada por el arzobispado de Barcelona y otras entidades que tendría lugar en la basílica de la Sagrada Familia este domingo 27 de marzo.

Anunció que la concentración se convocará cada año hasta conseguir abolir el aborto y acabó llamando a los ciudadanos a trabajar y a seguir movilizándose en defensa de la vida durante todo el año.

En Perú, en la ciudad de Arequipa, 120.000 personas dijeron “Sí a la Vida” en el V Gran Corso por la Vida y la Familia, que organiza anualmente la Coordinadora Regional por la Vida, con motivo del Día del Niño por Nacer, durante la mañana del 26 de marzo.

“Nosotros calculamos que el 50% de las personas pertenecía a alguna de las quinientas delegaciones contabilizadas, pero el otro 50% fueron personas, familias, grupos de jóvenes en su mayoría, que se unieron espontáneamente a esta manifestación por la vida y la familia”, aseguró Neldy Mendoza, presidenta del comité organizador.

“Este Corso, más que un mensaje a la juventud es un mensaje a nosotros los adultos, ya que los jóvenes tienen las ideas claras y con esta participación masiva de ellos nos exigen a las autoridades a escuchar su pedido de que no los engañen, no los empujen a prácticas inhumanas que los llevan a la destrucción de ellos mismos”, manifestó por su parte el arzobispo de Arequipa Javier Del Río, en su mensaje a los miles que se reunieron en el Parque Selva Alegre, punto de inicio y final de esta manifestación de alegría.

El prelado destacó, que en su percepción de los participantes, detectó la inmensa cantidad de jóvenes participantes, muchos de los cuales, espontáneamente acompañaron con cantos y pancartas esta actividad.

“Pedimos a las autoridades que custodien el matrimonio, la vida y la juventud. Creemos que algunas organizaciones, financiadas por intereses subalternos, deben tomar en cuenta el recto deseo de los jóvenes y les pedi
mos encarecidamente que por favor no los corrompan. Arequipa hoy le ha dicho sí a la vida, sí los niños, sí a la familia”, puntualizó.

“Creo que con los años, la conciencia de los arequipeños ha despertado y se ha dado cuenta que es momento de salir a defender a aquellos que no tienen voz, como los niños que están amenazados por el aborto, los niños discapacitados que son rechazados por la sociedad y los adolescentes y jóvenes, a los cuales no se les da la adecuada educación en valores, arrastrándolos muchas veces a una sexualidad desordenada y presentándoles salidas fáciles para sus problemas”, acotó Guadalupe Valdéz, presidenta de Pro Mujer y Vida, otra de las instituciones perteneciente a la Coordinadora.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")