España: 800 de Juventud y Familia Misionera, ayudarán en Semana Santa

El lema que encabeza la misión 2015 recoge uno de los llamamientos del papa Francisco: ‘Sed todos testigos de la alegría’

Share this Entry

Casi 800 las personas han dicho “sí” esta Semana Santa a unas vacaciones singulares: dar testimonio alegre de su fe, compartirla en familia y ayudar a los párrocos. Pertenecen ellas a Juventud y Familia Misionera (www.soymisionero.es), una iniciativa del Regnum Christi que ya cumple 14 años en España al servicio de la Nueva Evangelización. A algunos lugares llegan por primera vez porque, por ejemplo, un párroco que necesitaba energía evangelizadora los encontró buscando en Internet. En otras localidades se cumplen hasta 10 años consecutivos en los cuales se acude a cada Semana Santa.

En Murcia se congregarán 230 jóvenes de toda España para apoyar en 8 parroquias de Cartagena, Puerto de Mazarrón, Cabezo y Churra. En sus autobuses no queda ni un sitio vacío, y han desbordado las expectativas de participación. A Huesca se trasladan 25 adolescentes de 15 y 16 años. Por su parte, 88 familias (176 adultos y 199 niños)  ayudarán a párrocos en zonas rurales de  Asturias, Ávila, Albacete, Castellón, Córdoba, Palencia, Teruel y Huesca.  A los misioneros les acompañan unos 40 legionarios de Cristo y 30 consagradas y consagrados en el Regnum Christi.

La labor de los misioneros consiste en dar testimonio de su fe por las calles y las casas, ayudar a preparar los oficios y las celebraciones, visitar a los ancianos y los enfermos… Pero, sobre todo, su misión es ser testimonio de familias que, con su sola presencia y su alegría, hacen interrogarse y preguntarse a otros por su fe, ha informado el movimiento eclesial en un comunicado. 

Transmitir la fe a los hijos
Algunas familias proceden de los colegios Regnum Christi de España, como Everest Monteclaro, Highlands Los Fresnos, Highlands El Encinar, Highlands Sevilla, Cumbres School Valencia, Reial Monestir de Santa Isabel o Highlands School Barcelona. Les mueve un deseo: transmitir la fe a los hijos junto a otras familias, y con su ejemplo. 

Carlos del Castillo es un veterano que con su mujer, Vicky, lleva 14 años haciendo misiones cada Semana Santa. Sus dos hijas han crecido con esta vivencia. Una está a punto de casarse. “Es una forma de enseñarles la fe y unos valores a tus hijos con hechos, y no con palabras”, dice Carlos. “Que vivan la fe, no que sólo la oigan, tiene un plus de diferencia: oirla no garantiza la transmisión, porque esto es un camino que depende de su libertad y de cuándo Dios les toca el corazón, pero si tú pones los medios, yo creo que ayuda bastante: a mí no me ha ido mal”, asegura Carlos, sencillamente feliz. Este año irá a Asturias, donde 14 familias (67 misioneros) apoyarán a padre Rubén Pulido y al padre Alejandro, párrocos de Piloña, Amieva y Cabranes.

Adolescentes: hacen la experiencia de que la Iglesia necesita su testimonio y alegría
El padre Rafaell Carrasquer recibe desde hace 10 años a un grupo de misioneros adolescentes, de 15 y 16 años, para ayudarle en las zonas rurales que tiene a su cargo en Huesca (Sena, Villanueva de Sigena, Castelflorite, Chalamera, Ballobar). “Aportan ilusión, dan su testimonio de que esto no es cosa de personas mayores, que es también de jóvenes, y que son capaces de hacer un esfuerzo en sus vacaciones para venir aquí y compartir su fe”, dice, D. Rafael. “No puede quedar lo que vives en tu interior solo para ti. Hay que darlo. Y salir a las periferias es sacar lo que llevas en tu corazón: la felicidad de conocer a Jesús”, concluye.

Los misioneros también son misionados: “Para los jóvenes es una experiencia de pensar menos en uno mismo y más en los demás, y de notar que la Iglesia tiene necesidad de su ejemplo, de su testimonio, de su alegría, de que sean una Iglesia en salida como dice el Papa”, cuenta el padre José Ignacio, LC, de Madrid, que acompaña al grupo de misioneros adolescentes. Reconoce que esto a él le ayuda vivir mejor la Semana Santa: “Esto me refresca y me devuelve a lo sencillo, a lo importante, a lo esencial, a lo que vale en la vida y me ayuda a encontrarme con Dios”, confiesa.

Dar un aplauso de acogida a los peregrinos que llegan a Ávila
En Ávila se organiza este año una misión es especial, pues el V Centenario de Santa Teresa genera una gran afluencia de peregrinos al convento de la Encarnación. Un grupo de Familia Misionera, con hijos pequeños y adolescentes, apoyará a las carmelitas y a su capellán, el padre Arturo Díaz, LC. Los misioneros, ayudarán en las celebraciones litúrgicas, en el museo, la tienda… Habrá vela del Santísimo toda la noche del Jueves Santo. “Pero nuestra misión principal es acoger a los peregrinos, ser aplauso de bienvenida para ellos, y ayudar para que esa cogida produzca un encuentro del Señor en su corazón”, cuenta Juan Antonio Ramos Yzquierdo, responsable del grupo.

Alrededor de 700 u 800 personas cada año en España –entre familias y jóvenes– se desplazan para vivir la Semana Santa de misiones al servicio de la Iglesia con esta iniciativa del Regnum Christi.

Este año 2015, Familia y Juventud Misionera ayudarán a 19 párrocos en localidades de 9 provincias: Asturias, Ávila, Albacete, Castellón, Córdoba, Palencia, Teruel, Huesca y Murcia. Entre los misioneros, se encuentran unos 45 sacerdotes legionarios de Cristo y 30 consagradas y consagrados en el Regnum Christi que acompañan a las familias y a los jóvenes en la misión.

(IDV) (HMS)

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación