A crescent moon at sunset in Manama

WIKIMEDIA COMMONS

Comienza el Ramadán, el período de penitencia para el islam

Esta tradición, uno de los pilares del islam, implica la abstinencia total de comida, bebida y relaciones sexuales desde el alba hasta la puesta del sol

Share this Entry

El Ramadán comienza este jueves entre los musulmanes y será seguido durante este mes por más de 1,8 millones de personas que viven en España y entre los 1.200 millones de seguidores que tiene en el mundo. Esta tradición, uno de los pilares del islam, implica la abstinencia total de comida, bebida y relaciones sexuales desde el alba hasta la puesta del sol, ha informado el Dr. Sami El Mushtawi, director del Departamento Cultural del Centro Cultural Islámico de Madrid.

Por su parte, el presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE) y responsable de la Comisión Islámica de España, Riay Tatary, ha explicado que el mes de Ramadán, además de cumplir una función religiosa, tiene una sanitaria (purificar el cuerpo), mental (fortalecer la voluntad) y moral (hacer comprender lo que sufren las personas privadas de alimento) y sirve para estrechar los lazos familiares y sociales.

Así, tras las cinco oraciones, el seguidor de la fe islámica pospone todo lo que no sea absolutamente indispensable para pasar en familia el mayor número posible de horas. «Las madres se afanan en preparar lo mejor de su repertorio gastronómico, los hijos conversan con los padres a la caída del sol y los progenitores narran historias sobre sus antecesores. Es un mes en el que se refuerzan el tradicional lazo paterno filial» explica Tatary.

Además del inicio, el Ramadán tiene otras dos fechas importantes: La Noche del decreto (Lailat el Qadr) y el Aid el Fitr, que es el día en que finaliza el ayuno y que este año coincide con el 17 de julio de 2015. 

Durante la celebración del Lailat el Qadr, que tiene lugar durante los diez últimos días del mes, los musulmanes oran y leen el Corán desde el amanecer hasta el crepúsculo. Por otro lado, Aid el Fitr, la fiesta del final del Ayuno, tiene, a su vez, dos momentos cumbre: la oración de la ruptura del ayuno y la entrega de una limosna en especies, generalmente comida, a personas necesitadas (Zakat al Fitr). Ese día, los musulmanes también hacen regalos a los niños, les visten con ropa nueva y con ella acuden a la mezquita para la primera oración de la mañana. Al salir del rezo, toda la familia acude al cementerio a recordar a sus parientes fallecidos y por la tarde visitan a sus familiares y amigos.

Según la tradición, el Ramadán coincide con la fecha en la que el profeta Mahoma recibió la primera revelación del Corán, el libro sagrado de los musulmanes que, entre otras muchas cosas, establece los limites en las relaciones entre individuos y entre el individuo y la comunidad.

Los musulmanes tienen su propio calendario: el ciclo lunar, cuyos días no coinciden de año a año. El Ramadán siempre es el noveno mes del calendario lunar, comenzando con la aparición de la luna nueva y acabando con la siguiente luna nueva.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación