Save the Children web

Save the Children

Save the Children: 8.500 niños mueren cada día por desnutrición

«La desnutrición retrocede, pero los donantes tienen que cuadruplicar su inversión para erradicarla en 2030»

Share this Entry

Save the Children y Acción contra el Hambre presentaron este miércoles en Madrid, el Informe Mundial de Nutrición 2015. El estudio ha sido difundido con motivo del Día Mundial de la Alimentación que se celebra el domingo 18 de octubre y es el segundo infore de este tipo.

Entre los datos positivos, señala la existencia de 96 millones de niños menos con desnutrición crónica que hace 25 años, y que dentro de un año 15 países más podrían cumplir con los objetivos de reducción de la desnutrición marcados para 2025 por la Asamblea Mundial de la Salud.

Entretanto en el 2013, unos 6 millones de niños fallecieron por causas prevenibles relacionadas con la salud, de las cuales, 3,1 millones fallecieron por causas asociadas con la malnutrición. O sea unos 8.500 niños mueren al día en el mundo por este problema, indicó el responsable de Salud y Nutrición de Acción contra el Hambre, Antonio Vargas.

El Informe  Mundial de Nutrición 2015 pone de relieve la necesidad de que los gobiernos de los países en desarrollo dupliquen su financiación de intervenciones específicas en nutrición y pide a los países de la OCDE que cuadripliquen esta inversión.

Específicamente financiando concretamente el paquete básico nutricional, que contiene diez intervenciones clave como la promoción de la lactancia exclusiva hasta los seis meses, la suplementación con vitamina A o zinc a niños o el tratamiento comunitario de la desnutrición aguda severa.

“Los gobiernos del mundo parece que comienzan a comprender por fin que una buena salud nutricional es la premisa para la realización de cualquier otro derecho básico de las personas y el punto de partida para el desarrollo sostenible de cualquier país”, indicó Antonio Vargas.

Por su parte el director de Cooperación Internacional de Save the Children), David del Campo señaló la existencia de otra amenaza, “la obesidad y las enfermedades relacionadas que están costando hasta un 20 por ciento de los presupuestos sanitarios en el mundo”.

Acción contra el Hambre y Save the Children presentaron una batería de medidas para mejorar el estado nutricional del mundo, desde la puesta en escala del tratamiento (un tratamiento sencillo y asequible al que solo tienen acceso uno de cada 10 niños que lo necesitan) hasta la financiación de intervenciones específicas en nutrición.

Además del enfoque integrado (que combina medidas relacionadas con el agua, el saneamiento y la higiene y los medios de vida), o la mejora en el seguimiento, reporte y rendición de cuentas de la inversión en nutrición. La nutrición, la mejor inversión posible, necesita 9.000 millones de euros cada año, indicaron los portavoces.  

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación