Tom Uzhunnalil - ANS

El sacerdote salesiano secuestrado en Yemen sigue en paradero desconocido

Desmintieron que haya sido crucificado y corren rumores sobre conversaciones para su liberación

Share this Entry

(ZENIT – Roma).- Aún no hay noticias sobre el padre Tom Uzhunnalil, el sacerdote salesiano secuestrado en Yemen durante la matanza realizada hace dos meses por un comando terrorista en la casa de ancianos de Aden, en la que perdieron la vida cuatro religiosas Misioneras de la Caridad junto con otras 12 personas.
Lo indicó la agencia de noticias Fides, precisando que no hay información verificada,  y que los rumores continúan circulando sobre las negociaciones en curso para lograr su liberación.
“Las últimas palabras, en un cierto sentido tranquilizantes, las he recibido indirectamente hace unos diez días. Me dijeron que el padre Tom está vivo, y que podría ser puesto en libertad de forma inminente. Pero desde entonces no ha pasado nada. Esperamos y oramos por él” refiere la Agencia Fides el obispo Paul Hinder OFM Cap, Vicario apostólico para Arabia meridional.
En las negociaciones están trabajando las secciones de seguridad local, que continúan siguiendo la historia con la debida discreción, incluso en ausencia de acontecimientos concretos.
Durante la Semana Santa, circularon rumores en internet que indicaban que el sacerdote salesiano de nacionalidad india había sido crucificado. Pero el martes, 29 de marzo, la Congregación Salesiana, en un comunicado oficial, instó a todos a no dar crédito a los falsos anuncios que se publican en la red sobre el destino del padre Tom.
Mientras tanto, las religiosas de la Madre Teresa en Yemen continúan trabajando en sus casas de Sana’a y de Hodeyda, al servicio de los que más sufren, en un país todavía desgarrado por el conflicto entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes Huthi.
Leer también: Asesinan en Yemen a cuatro Misioneras de la Caridad 

Las religiosas de Madre Teresa no abandonarán Yemen 

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación