Piratería en el cine - Conferencia Episcopal Española

Los obispos españoles dicen 'no' a la piratería en el cine

En el marco de la 50ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales publican el documento “La piratería en el cine. Una mirada desde la Doctrina Social de la Iglesia”

Share this Entry

(ZENIT – Roma).- La Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS)  de la Conferencia Episcopal Española ha publicado esta semana un documento “La piratería en el cine. Una mirada desde la Doctrina Social de la Iglesia”, en el que se subraya cómo la Iglesia siempre ha entendido el cine como “un medio de comunicación de gran valor para la difusión de la cultura, el primero de los llamados de comunicación de masas, y como una nueva herramienta valiosa también para la evangelización”. Los obispos aseguran que la piratería “incurre en un pecado contra el 7º mandamiento de la Ley de Dios que dice ‘no robarás'». 
El mensaje se da a conocer en el marco de la L Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales que se celebra el próximo domingo, día 8 de mayo.
Asimismo, se reconoce que “las nuevas tecnologías están permitiendo que el cine esté llegando a más personas de un modo sencillo y económico”. Sin embargo, los obispos españoles advierten de que “sin una pertinente educación moral, esta difusión puede lesionar los legítimos derechos e intereses de un amplísimo número de profesionales que trabajan en la industria del cine”.
Los obispos españoles precisan que así ocurre cuando las creaciones audiovisuales se ponen a libre  disposición, fundamentalmente a través de internet, al margen del cauce de distribución previsto por los productores, o cuando se elaboran copias de la película para la venta en mercadillos o por las calles. Una actividad, que además, tiene especial gravedad “cuando en su origen está el hurto de una copia de la obra, lo que implicaría un doble acto delictivo”.
De este modo, la CEMCS alerta sobre la extensión de la piratería, que “está llegando incluso a poner en peligro la continuidad de esta expresión cultural tan valiosa para la difusión de ideas en beneficio de las personas”. Ante esta realidad, y  teniendo en cuenta que “la dimensión del hombre debe ser enseñada y aprendida en cada generación”, a la CEMCS, le parece oportuno iluminar esta realidad “desde una conciencia moral que busca el bien de los individuos”. Por ello, dirige esta reflexión “a los católicos y a todas las personas que aspiran a construir el bien común”, analizando los distintos factores implicados: económicos, culturales, industriales y evangelizadores.
La CEMCS defiende que el legítimo derecho a la propiedad alcanza también a los bienes intelectuales y culturales. En esta línea recuerdan que “la dimensión social de estos bienes intelectuales y culturales es más evidente ya que se refieren a una actividad creativa que renueva a la sociedad y le hace progresar cuando atiende a sus verdaderos fines, más que una mera actividad productiva”.
La reflexión de este documento termina con el compromiso de “animar, a los católicos y a todas las personas que actúan según la recta conciencia, de manera especial a los jóvenes y a sus educadores, a vivir de acuerdo con los principios que rigen el bien común y el desarrollo de las personas y la dignidad humana”. Deseamos que –concluye– el fenómeno de la piratería en el mundo del cine disminuya hasta desaparecer, como fruto de una reflexión madura de personas sensibles  al auténtico valor del cine y sensibles al bien común de toda la sociedad.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación