Estampilla postal italiana conmemorativa de san Felipe Neri

Estampilla postal italiana conmemorativa de san Felipe Neri

El Oratorio de San Felipe Neri en el mundo

Cuenta con uno 580 sacerdotes y seis mil integrantes presentes en 86 casas

Share this Entry

(ZENIT – Roma).- La Congregatio Oratorii Sancti Philippi Nerii, es una sociedad de Vida Apostólica conformada por sacerdotes seculares y seglares que viven en común, sin votos religiosos, iniciada por san Felipe Neri, en las inmediaciones de la iglesia romana Santa María in Vallicella.
El papa Gregorio XIII la erigió en 1575 con la bula «Copiosus in misericordia Deus», y su característica es que sus sacerdotes tienen el compromiso de seguir el modelo fundado por san Felipe Neri.
El jueves 26 de mayo de 2016 concluye en Roma el Año Jubilar Oratoriano, iniciado hace un año en el V centenario del nacimiento del santo y que coincide con el Jubileo de la Misericordia. A continuación referimos algunos datos ofrecidos por la congregación.
Los oratorianos en el mundo
Actualmente los oratorianos en todo el mundo son más de 6000, distribuidos en 86 casas. Entre ellos hay 580 sacerdotes. Cada casa oratoriana es autónoma y sus miembros tienen estabilidad en la casa a la que pertenecen. El carisma es la vida familiar en caridad, humildad y alegría.
El estilo de vida oratoriana iniciado en el siglo XVI, sin embargo se revela hoy más que nunca adecuado para el buen desarrollo espiritual, apostólico y humano de los sacerdotes. Incluso para los mismos laicos, pues, el Oratorio de San Felipe Neri, como dijo san Juan Pablo II, fue el inicio de los primeros grupos parroquiales, al dar tanta importancia a la formación laical.
Riqueza espiritual
Juan Pablo II describió a san Felipe Neri, para el Congreso General del Oratorio en el año 2000, como “portador de una gran herencia para toda la Iglesia”. Y entonces el Papa polaco expresó su cercanía a los oratorios de todo el mundo “…deseando que la continua visita a las fuentes de su espiritualidad y de su entera obra suscite en cada Congregación una renovada conciencia de la validez y de la actualidad de su método misionero y traiga una significativa contribución a la labor de la nueva evangelización”.
También el papa Benedicto XVI, haciéndose eco de su predecesor, afirmó para el Congreso General del Oratorio de 2006: “Este método seguido en su tiempo por san Felipe Neri con gran inventiva apostólica ayuda a los jóvenes y adultos a descubrir la belleza del amor divino. Con su misteriosa presencia, de hecho, Cristo nos aferra a sí para hacernos suyos y para asimilarnos a Él. Este es el prodigio que obra el misterio cristiano, verdad a ser aceptada en su integridad, sin compromisos, rehuyendo de fáciles acomodamientos al espíritu del mundo. Solo así es posible comprender y transmitir adecuadamente también a los otros la propuesta, tan querida a san Felipe, de la libertad, de la caridad y de la alegría según la eficaz síntesis transmitida por vuestra tradición: En la verdad libres, en la caridad siervos, en todo alegres”.
El papa Francisco, para el inicio del Año Jubilar oratoriano, el 26 de mayo de 2015 manifestó en una carta dirigida a los oratorianos: “Hay una gran necesidad de personas que recen y sepan enseñar a rezar”, el “Apóstol de Roma” “se caracterizó por una intensa y gozosa vida espiritual” y cuyas cualidades pueden servir de ejemplo válido para los obispos, los sacerdotes, las personas consagradas y los fieles laicos”.
Felipe Neri –señaló el Papa en la misiva– fue guía para muchos, anunciando el Evangelio y dispensando los sacramentos. En particular, se dedicó con gran pasión al ministerio de la Confesión, hasta la tarde del último día de su vida terrenal. «Su preocupación era seguir constantemente el crecimiento espiritual de sus discípulos, acompañándolos en las asperezas de la vida y abriéndoles a la esperanza cristiana”, indicó el Santo Padre.
Gracias al apostolado del santo –afirmó Francisco– el compromiso por la salvación de las almas volvió a ser una prioridad para la Iglesia y se comprendió de nuevo que los pastores tenían que estar con el pueblo para guiarlo y sostener su fe.
San Felipe Neri, nació en Florencia (Italia) el 21 de julio de 1515 y falleció el 26 de mayo de 1595 en Roma. Es el fundador de la Congregación del Oratorio. Es llamado también el Santo de la Alegría y Apóstol de Roma. Fue canonizado en 1622.
Para más información sobre el V Centenario del Nacimiento de San Felipe Neri y el Año Jubilar click aquí

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación