El Papa posa con algunos jóvenes para un selfie © Synod2018.va

El Papa posa con algunos jóvenes para un selfie © Synod2018.va

Sínodo 2018: “Acompañar a cada joven hacia la alegría del amor”

Presentación del ‘Instrumentum laboris’

Share this Entry

(ZENIT – 19 junio 2018).- El objetivo principal del Sínodo es “hacer que toda la Iglesia tome conciencia de su importante y nada facultativa tarea de acompañar a cada joven, ninguno excluido, hacia la alegría del amor” ha expuesto el Cardenal Baldisseri.
En segundo lugar, tomando esta misión en serio, “la Iglesia misma podrá readquirir un renovado dinamismo juvenil”, ha continuado, y en tercer lugar, también es importante para la Iglesia “aprovechar esta oportunidad de discernimiento vocacional, con el fin de descubrir cómo puede responder mejor hoy a su llamada a ser alma, luz, sal y levadura de nuestro mundo”.
Esta mañana, a las 11 horas, en la Oficina de Prensa de la Santa Sede, ha tenido lugar la conferencia de presentación del Instrumentum laboris de la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos cuyo tema es: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional” (3-28 octubre 2018).
Han intervenido el cardenal Lorenzo Baldisseri, Secretario General del Sínodo de los Obispos; Mons. Fabio Fabene, Subsecretario; P. Giacomo Costa, S.I., Secretario Especial de la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos y Don Rossano Sala, S.D.B., Secretario Especial de la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos.
El documento, fechado el 8 de mayo de 2018, se compone de tres partes que en conjunto contienen 13 capítulos, introducción y conclusión. El texto del documento en español se publicará en Zenit en los próximos días.
Camino sinodal
El «camino sinodal» comenzó inmediatamente para la redacción del «documento preparatorio», publicado el 13 de enero de 2017, junto con la «Carta a los jóvenes» del Papa Francisco.
Este documento contenía un «Cuestionario» destinado principalmente a conferencias episcopales, sínodos de Iglesias Católicas orientales y otras organizaciones de la Iglesia: 15 preguntas dirigidas a todos, tres preguntas específicas para cada continente y un llamado a compartir «buenas prácticas» experimentadas.
El Cardenal Baldisseri ha mencionado también el «Seminario internacional sobre la situación de los jóvenes», que tuvo lugar del 11 al 15 de septiembre de 2017, con la participación de expertos y jóvenes, para tener en cuenta la situación de los jóvenes de hoy».
También se celebraron diferentes iniciativas para «involucrar a los jóvenes», comenzando con un «Cuestionario en línea» en diferentes idiomas y también traducido por las Conferencias Episcopales: alrededor de 100.000 jóvenes enviaron sus respuestas.
También se realizó la «Reunión pre-sinodal» de jóvenes, en Roma, del 19 al 24 de marzo de 2018, donde 300 jóvenes de los cinco continentes estuvieron físicamente presentes, mientras que otros 15.000 jóvenes participaron en la reunión gracias a las redes sociales. Al término de la reunión, el Domingo de Ramos, día en que se celebró la Jornada Mundial de la Juventud a nivel diocesano, los jóvenes entregaron al Papa el documento final que prepararon.
Esta iniciativa –ha señalado el Cardenal Baldisseri– demuestra «la expresión del deseo de la Iglesia de escuchar a todos los jóvenes sin exclusión».
Ejercicio de discernimiento
Como consecuencia de los propósitos para el Sínodo, el Instrumentum laboris–ha descrito Baldisseri– está redactado según el «método del discernimiento». Es decir, el mismo Sínodo “es un ejercicio de discernimiento”, cuyo proceso se realiza dando los mismos pasos que ayudan a todos los jóvenes a arrojar luz sobre su vocación.
El Papa Francisco, en Evangelii Gaudium 51, presenta el proceso de discernimiento con tres verbos: reconocer, interpretar, elegir. Por esta razón, el texto se divide en tres partes, cada una refiriéndose a uno de los tres verbos.
Reconocer
El primer paso del discernimiento está marcado por el verbo reconocer. Inmediatamente viene a la mente el relato de Emaús, donde se dice que «se les abrieron los ojos y lo reconocieron» (Lc 24,31). Por lo tanto, es evidente que «reconocer» no es un ver genérico o un simple escuchar, sino que dice mucho más: se trata de dejarse habitar por la gracia para tener la mirada del discípulo, una comprensión de la realidad que es capaz de ver con el corazón, la inteligencia que surge de las entrañas de misericordia que moran en cada uno de nosotros. «Reconocer» significa participar de la mirada de Dios sobre la realidad, observando la forma en que Dios nos habla a través de ella.
Interpretar
El segundo pasaje se centra en el verbo interpretar. La realidad es más importante que la idea, pero las ideas se vuelven necesarias cuando se reconocen las llamadas que provienen de la realidad. Se necesita un marco de referencia para interpretar la realidad; de lo contrario, se es presa de la superficialidad. Es necesario profundizar, hacia un nivel bíblico y antropológico, teológico y eclesiológico, pedagógico y espiritual. Las buenas ideas iluminan, aclaran, desatan nudos, ayudan a desenredar la madeja, a vencer la confusión y resolver la fragmentación, acompañando hacia una visión integral y sinfónica.
Elegir (discernir)
El tercer momento se concentra en la necesidad de elegir. Después de reconocer e interpretar, la fase más delicada e importante es tomar decisiones valientes y previsoras a la luz del camino recorrido. El discernimiento corre demasiadas veces el peligro de encallarse en el análisis interminable de muchas interpretaciones diferentes, que no llegan a buen término, es decir, a las decisiones concretas, proféticas y prácticas. Por eso es importante completar el camino a través de opciones compartidas que nos ayudan en nuestro recorrido de conversión pastoral y misionera.
Con Deborah Castellano Lubov
***
Leer el ‘Instrumentum laboris’ en original, italiano (El documento se publicará próximamente en español)
Esta es nuestra traducción de los principales títulos del documento.
Introducción
1. Reconocer: la Iglesia escucha la realidad
Cap.1 Ser joven hoy
Cap.2 Experiencias y lenguajes
Cap.3 En la cultura del descarte
Cap.4 Desafíos antropológicos y culturales
Cap.5 Escuchando a los jóvenes
II.Interpretar: Fe y discernimiento vocacional
Cap.1 La bendición de la juventud
Cap.2 La llamada a la luz de la fe
Cap.3 La dinámica del discernimiento vocacional
Cap. 4 El arte de acompañar
III. Elegir (discernir): Caminos de conversión pastoral y misionera
Cap.1 Una perspectiva integral
Cap.2 Inmerso en el tejido de la vida cotidiana
Cap.3 Una comunidad evangelizada y evangelizadora
Cap. 4 Animación y organización de la pastoral
Conclusión

Share this Entry

Rosa Die Alcolea

Profesional con 7 años de experiencia laboral en informar sobre la vida de la Iglesia y en comunicación institucional de la Iglesia en España, además de trabajar como crítica de cine y crítica musical como colaboradora en distintos medios de comunicación. Nació en Córdoba, el 22 de octubre de 1986. Doble licenciatura en Periodismo y Comunicación Audiovisual en Universidad CEU San Pablo, Madrid (2005-2011). Ha trabajado como periodista en el Arzobispado de Granada de 2010 a 2017, en diferentes ámbitos: redacción de noticias, atención a medios de comunicación, edición de fotografía y vídeo, producción y locución de 2 programas de radio semanales en COPE Granada, maquetación y edición de la revista digital ‘Fiesta’. Anteriormente, ha trabajado en COPE Córdoba y ABC Córdoba.

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación