© Conferencia Episcopal Italiana

Italia: Suspendidas las celebraciones de la Misa en todo el país

Hasta el 3 de abril

Share this Entry

(zenit – 9 marzo 2020).- Para evitar más contagios, la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), en colaboración con las autoridades de salud del gobierno para detener la epidemia, suspende las celebraciones públicas de la Eucaristía en todo el país, según anunció ayer, 8 de marzo de 2020, en un comunicado.

Asimismo, el Vaticano comunicó ayer, 8 de marzo, la suspensión de la celebración del rezo del Ángelus –los domingos a las 12 horas–  y de la audiencia general –los miércoles a las 9:30 horas– en la plaza de San Pedro, de modo que el Santo Padre rezará el Ángelus y pronunciará la catequesis en video desde la Biblioteca del Palacio Apostólico, para que todos lo puedan seguir por streaming en el canal de Youtube del Vaticano.

Del mismo modo, la Oficina de Prensa de la Santa Sede anunció el cierre preventivo, hasta el 3 de abril de 2020, de los Museos Vaticanos, las Excavaciones, el Museo de las Villas Pontificias y los centros de museos de las basílicas pontificias.

Sigue el comunicado redactado por los obispos de la Conferencia Episcopal Italiana:

Comunicado de la CEI

La Iglesia que vive en Italia y, a través de las diócesis y las parroquias, se acerca a todos los hombres, comparte la preocupación común ante la emergencia que afecta al país. En referencia a esta situación, la CEI -en una relación de colaboración con las autoridades- acompañó las medidas a través de las cuales el Gobierno se compromete a contrarrestar la propagación del coronavirus en Italia.

El Decreto de la Presidencia del Consejo de Ministros, que entró en vigor hoy, suspende “ceremonias civiles y religiosas, incluidas las ceremonias funerarias” en todo el país hasta el viernes 3 de abril.

La interpretación proporcionada por el gobierno incluye estrictamente las Santas Misas y los ritos funerarios entre las “ceremonias religiosas”. Es un pasaje altamente restrictivo, cuya recepción encuentra sufrimiento y dificultades en los pastores, sacerdotes y fieles.

La aceptación del Decreto está únicamente impulsada por la voluntad de hacer de contribuir a la protección de la salud pública.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación