Pastores Misioneros © Archidiócesis de Madrid

España: La campaña del Día del Seminario, aplazada al 3 de mayo

Suele celebrarse el 19 de marzo

Share this Entry

(zenit – 17 marzo 2020).- Con motivo de la pandemia global del coronavirus, la Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios de la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha decidido aplazar la celebración de la campaña del Día del Seminario al próximo domingo 3 de mayo de 2020, que coincide con el 4º Domingo de Pascua, celebración del Buen Pastor.

Así lo comunicó ayer, 16 de marzo de 2020, la propia CEE a través de un comunicado.

Asimismo, el festejo de las fallas en Valencia, también celebradas en torno al día de San José por ser el patrón de los carpinteros, se ha aplazado con motivo del aumento de casos infectados por el Covid-19.

Día del Seminario

Esta jornada suele celebrarse habitualmente el 19 de marzo, solemnidad de san José, y el lema de la campaña de este año es “Pastores misioneros”. En las comunidades autónomas en las que no es festivo esta fecha se celebra el domingo más cercano, en este caso estaba previsto para el día 22.

“El lema elegido para esta campaña intenta recoger, sin agotarla, la identidad del sacerdocio ministerial. Los sacerdotes, en cuanto que participan del sacerdocio de Cristo Cabeza, Pastor, Esposo y Siervo, son llamados en verdad ‘pastores de la Iglesia’; y en cuanto enviados por Cristo, con los Apóstoles, son esencialmente misioneros dentro de una Iglesia toda ella misionera”, explica la reflexión que acompaña los materiales sobre este evento.

El Día del Seminario se celebra desde el año 1935 con el objetivo de suscitar vocaciones sacerdotales mediante la sensibilización dirigida a toda la sociedad y en particular a las comunidades cristianas.

San José

San José, esposo de la Virgen María, padre terrenal de Jesús, custodio del hogar de Nazaret y proclamado patrono de la Iglesia por el Papa Pío IX en 1870, tiene una gran importancia para la vida de todo cristiano, y en especial, para los sacerdotes y seminaristas de todo el mundo.

Siguiendo una antigua tradición, san José es invocado como protector de las vocaciones sacerdotales, ya que el sacerdote es llamado a custodiar a la gran familia de Iglesia y a entregar vida por Cristo y por los demás, tal y como indican desde el Seminario de Murcia.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación