Beatificación de Conchita Cabrera, México © Desde la fe

México: Primer aniversario de la beatificación de Conchita Cabrera

Primera laica mexicana en los altares

Share this Entry

(zenit – 4 mayo 2020).- Hoy, 4 de mayo de 2020, se cumple el primer aniversario de la beatificación de Conchita Cabrera de Armida, la primera mujer laica mexicana que llega a los altares.

La Santa Misa de beatificación, presidida por cardenal Giovanni Angelo Becciu, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, tuvo lugar tal día como hoy hace un año en el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, en Ciudad de México (México).

A continuación, sigue el artículo del padre Antonio Rivero sobre la figura de la beata mexicana.

***

¿Quién fue Conchita Cabrera de Armida, primera laica mexicana elevada a los altares el 4 de mayo de 2019?

Nació en San Luis Potosí (México) el 8 de diciembre de 1862. Desde niña se sintió atraída por Dios, especialmente en la Eucaristía, y se distinguió por su pureza, humildad y espíritu de sacrificio. Contrajo matrimonio con Francisco Armida en 1884, con el cual tuvo nueve hijos, quedando viuda en 1901.

Saberse amada fue para Conchita la clave de su vida, la experiencia que la mantenía vinculada, que le daba rumbo y que se hacía fuente de paz. Un día escribe: “De pronto me recogí para amar a Jesús y sentí un efecto divino y extraordinario, y fue que en lugar de sentir mi amor hacia Jesús como siempre, sentí su amor hacia mí. Ya sé que El me ama, pero sentir ese amor es cosa muy distinta a saberlo”.

En 1906 recibió la gracia de la Encarnación Mística, gracia de unión con Jesús Sacerdote y Víctima, que la asocia a su plan de Salvación. Jesús le dice: Tomo posesión de tu corazón para no separarme jamás. Y a partir de esta nueva presencia de Dios en su vida, se siente llamada a vivir cada hora una Cadena de Amor y de virtudes, ofreciéndose junto con Jesús al Padre, colaborando con Jesucristo en la salvación de la humanidad y la santificación de los sacerdotes. Otra consecuencia de esta gracia fue la llamada de Dios a vivir su relación con Jesús desde su amor maternal, relacionándose con El como madre, al modo de María. El clamor: “Jesús, Salvador de los hombres, sálvalos, sálvalos” sintetiza su vida y su misión.

Esta laica, mística y apóstol, transmitió la Espiritualidad de la Cruz a la Iglesia, a través de numerosos escritos y fundando las cinco Obras de la Cruz:

  1. El Apostolado de la Cruz (1894). Para laicos, sacerdotes religiosos, religiosas y obispos. Sencillas reglas de vida invitan a vivir plenamente el misterio de la fecundidad cristiana ejerciendo el sacerdocio bautismal.  Descubrir en la vida diaria, el valor salvífico del dolor aceptado por amor.
  2. Las Religiosas de la Cruz del Sagrado Corazón de Jesús(1897). Religiosas contemplativas.  Adoración perpetua. Oran y se entregan por los sacerdotes. Su lema: Por ellos me consagro.
  3. La Alianza de Amor con el Sagrado Corazón de Jesús(1909). Laicos con vida comprometida en la oración y las obras de misericordia, especialmente dirigidas en favor de los sacerdotes. Unidos a Jesús Sacerdote y Víctima, para consagrar el mundo a Dios.
  4. La Fraternidad de Cristo Sacerdote(1912). Es una asociación de sacerdotes y obispos, tanto seculares como religiosos que promueve la santidad del sacerdocio ministerial a través de la amistad, los encuentros y la vivencia común del espíritu de la Cruz.
  5. Los Misioneros del Espíritu Santoson Sacerdotes y religiosos que tienen, entre otras tareas, la de animar a las cinco obras de la Cruz y hacer efectivo el carisma sacerdotal heredado de la Sra. Cabrera y de su fundador, el padre Félix Rougier. Lema: Ante todo contemplativos y después hombres de acción.

Murió en la Ciudad de México el 3 de marzo de 1937.

Share this Entry

Antonio Rivero

El padre Antonio Rivero nació en Ávila (España) en 1956. Entró a la congregación de los Legionarios de Cristo en 1968 en Santander (España). Se ordenó de sacerdote en Roma en la Navidad de 1986. Es licenciado en Humanidades Clásicas en Salamanca, en Filosofía por la Universidad Gregoriana de Roma y en Teología por la Universidad de santo Tomás también en Roma. Es doctor en Teología Espiritual por el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum (Roma) donde defendió su tesis el 16 abril del año 2013 sobre la dirección espiritual en san Juan de Ávila, obteniendo “Summa cum laude”. Realizó su ministerio sacerdotal como formador y profesor de Humanidades clásicas en el seminario en México y España. Fue vicario parroquial en la ciudad de Buenos Aires durante doce años. Durante diez años fue director espiritual y profesor de teología y oratoria en el Seminario María Mater Ecclesiae en são Paulo (Brasil), formando futuros sacerdotes diocesanos. Actualmente es profesor en el Noviciado de la Legión de Cristo en Monterrey (México) y ayuda en el Centro Logos, en la formación de sacerdotes y seminaristas diocesanos. Ha dedicado y dedica también parte de su ministerio sacerdotal a los Medios de Comunicación Social. Ha publicado catorce libros: Jesucristo, Historia de la Iglesia, Los diez mandamientos, Breve catequesis y compendio de liturgia, El tesoro de la Eucaristía, El arte de la predicación sagrada, La Santísima Virgen, Creo en la Vida eterna, Curso de Biblia para laicos, Personajes de la Pasión, G.P.S (Guía Para Santidad, síntesis de espiritualidad católica), Comentario a la liturgia dominical ciclo A, Comentario a la liturgia dominical ciclo B, Comentario a la liturgia dominical ciclo C. Ha grabado más de 200 CDs de formación. Da conferencias en Estados Unidos sobre pastoral familiar, formación católica y juventud. Y finalmente imparte retiros y cursos de formación a religiosas, seminaristas y sacerdotes diocesanos en México, Centroamérica y donde le invitan.

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación