Espíritu Santo © Cathopic

Píldoras de esperanza: “Manda Señor tu Espíritu, para que me enseñe a vivir con la Verdad”

Miércoles de la VI Semana de Pascua

Share this Entry

Reflexión de los Evangelios diarios

Invocamos al Espíritu Santo

Ven a mi vida Espíritu Santo, llena de alegría y paz mi corazón, pues así puedo abrirme para poder entender la Palabra de Dios. Amén.

Evangelio según San Juan 16, 12-15

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Todavía tengo muchas cosas que decirles, pero ustedes no las pueden comprender ahora.

Pero, cuando venga el Espíritu de la Verdad, Él los introducirá en toda la Verdad, porque no hablará por sí mismo, sino que dirá lo que ha oído y les anunciará lo que irá sucediendo.

Él me glorificará, porque recibirá de lo mío y se lo anunciará a ustedes. Todo lo que es del Padre es mío. Por eso les digo: ‘Recibirá de lo mío y se lo anunciará a ustedes’”.

Palabra del Señor

¿Qué dice el texto?

“Todavía tengo muchas cosas que decirles, pero ustedes no las pueden comprender ahora”.

¿Qué nos dice hoy a nosotros, Dios en este texto?

Tal como vemos hoy, los mismos discípulos pasan por oír sin entender. Jesús mismo se da cuenta de esto, pues les dice que quisiera decirles más aún, pero que seguramente no las comprenderán. Esto nos habla de un gran conocimiento de la humanidad y cómo nosotros vamos creciendo en ese conocimiento de Dios.

Seamos sinceros, ¿Cuántas veces nos hemos acercado al Señor y decirle que queremos que nos explique todo, absolutamente todo? Parece que quisiéramos conocer toda la verdad de golpe, todo sin excepciones. Nos gustaría conocer bien el pasado –en forma objetiva–, conocer el futuro, y qué es lo que debemos tener hacer y cómo guiarnos. Por momentos pareciera que jugáramos a ser robots y que nos gustaría que nuestra vida ya estuviera guiada y controlada.

Eso es lo más lejos de la realidad que quiere Dios para cada uno de nosotros. Por eso mismo, nos dio el don de la libertad, para que lo usáramos y pudiéramos ir caminando hacia su encuentro. Aún en medio de los obstáculos, como lo es hoy la situación mundial de la salud. Jesús no es ajeno a nuestras necesidades. Pero quiere que nosotros con total libertad podamos asumir una actitud de recepción del Espíritu Santo para que nos ayude en el discernimiento.

Entre los dones del Espíritu Santo están: Sabiduría para entender lo que favorece o perjudica al plan de Dios y el Entendimiento que nos ilumina para aceptar las verdades reveladas por Dios.

Hoy, en medio de nuestras situaciones difíciles, especialmente pensando en aquellos que se han visto afectados por la salud, pero también en aquellos que han visto un gran cambio en la economía, han perdido sus trabajos, y con esto el sustento a su familia… Pidámosle con más fuerza a Jesús que nos ayude a entender todo esto. Queremos recibir el Espíritu Santo para que nos guíe en estos momentos como cristianos en medio de una sociedad que requiere nuestra fortaleza.

Te invito a que repitas varias veces esta frase, para preparar tu vida y tu corazón al Señor:

“Manda Señor tu Espíritu Santo, para que me enseñe a vivir con la Verdad”

Te invito a conocer más de nuestro trabajo diario sobre la Lectura Orante de la Biblia

www.fundacionpane.comwww.cristonautas.com – Facebook: Fundación Ramón Pané – Youtube: Fundación Ramón Pané

Share this Entry

Ricardo Grzona

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación