Mons. Wilton Gregory © Martín Soros

Estados Unidos: Arzobispo de Washington advierte sobre la instrumentalización de la religión

Tras los gestos de Donald Trump

Share this Entry

(zenit – 3 junio 2020)-. En Estados Unidos, el arzobispo de Washington, monseñor Wilton D. Gregory, califica como “desconcertante” la instrumentalización política de los lugares y símbolos religiosos por parte del presidente Donald Trump.

Esta reacción se produjo después de que Trump ofreciera una foto frente a la iglesia episcopal y de su visita al santuario nacional dedicado a Juan Pablo II.

Gestos de Trump

Efectivamente, ayer, 2 de junio de 2020, el dirigente estadounidense acudió a la iglesia episcopaliana de San Juan, donde alzó una Biblia para las cámaras después de que la policía despejara con gases lacrimógenos un parque donde había manifestantes pacíficos.

Más tarde, acompañado por su esposa Melania, se trasladó la plaza del santuario nacional de Washington dedicado al papa Wojtyla para realizar un gesto de homenaje frente a la estatua de san Juan Pablo II.

Trump utilizó estos gestos para oponerse a las protestas por la muerte del afroamericano George Floyd, que ha desatado una ola de violencia que desde Minneapolis también ha desgarrado la ciudad de Nueva York.

Reacción del arzobispo de Washington

No obstante, la elección de los símbolos religiosos ha provocado las reacciones de la Iglesia Católica local y quejas similares por parte de la episcopaliana.

“Me parece desconcertante y censurable que cualquier institución católica acepte ser manipulada y que se abuse de ella de tal manera que se violen nuestros principios religiosos, que, en cambio, nos llaman a defender los derechos de todas las personas, incluso de aquellas con las que podemos estar en desacuerdo”, declaró el arzobispo de Washington en un comunicado.

San Juan Pablo II, subraya la nota del prelado, “fue un ardiente defensor de los derechos y la dignidad de los seres humanos. Su legado es un testimonio vivo de esta verdad. Ciertamente no aprobaría el uso de gases lacrimógenos y otros elementos disuasorios destinados a silenciar, dispersar o amenazar a estas personas sólo para tener la oportunidad de una fotografía frente a un lugar de oración y paz”.

Share this Entry

Larissa I. López

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación